Los ministros del Gobierno de unidad abandonan Gaza sin un acuerdo sobre el pago a funcionarios

Publicado 21/04/2015 7:06:32CET

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ministros del Gobierno de unidad palestino han abanadonado este lunes la Franja de Gaza tras acortar su visita al enclave en medio de las tensiones en torno a los pagos de los funcionarios contratados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) a raíz del acuerdo de unidad.

El portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, ha criticado la decisión y ha apuntado que fue informado de que el gabinete no tiene autoridad para alcanzar un acuerdo en este sentido, recalcando que el Gobierno ha de asumir su responsabilidad.

Por su parte, el primer ministro palestino, Rami Hamdalá, ha negado un estancamiento en las negociaciones con Hamás, asegurando que los ministros regresarán a Ramala antes de volver al enclave palestino a finales de esta semana.

Así, ha pedido a la población palestina que no pierda la esperanza en el proceso de reconciliación, al tiempo que ha dicho que aún cree en la posibilidad de pactar soluciones con la formación islamista, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

El acuerdo entre Hamás y Al Fatá establecía que la Autoridad Palestina debería tomar el control de la administración civil en Gaza, en manos de Hamás tras la división territorial y administrativa en 2007.

Hamás interpretó que el pago de los salarios de los 40.000 empleados de Gaza correspondía a la Autoridad Palestina, que ya cuenta con sus propios funcionarios, 90.000 en Cisjordania y más de 70.000 en Gaza, todos relacionados con Al Fatá.

La Autoridad Palestina ha asegurado que no se puede permitir la retribución de estos salarios, que supondría un desembolso extra de 420 millones de dólares (más de 325 millones de euros). Los donantes internacionales que respaldan el presupuesto de la Autoridad Palestina, incluida la Unión Europea, piden que se realice primero una auditoría interna de los trabajadores y se reduzca el gasto de las nóminas, que cuestan más de 2.000 millones de dólares al año (unos 1.550 millones de euros).

Además, Al Fatá no está dispuesto a dar su apoyo a Hamás hasta que acaben con lo que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha descrito como un "Gobierno en la sombra" en Gaza. También piden llegar a un Gobierno de unidad con un compromiso completo, como ambas partes acordaron en abril.

Para leer más