La MINUSCA dispersa una manifestación en protesta por algunas cláusulas del acuerdo de paz

Publicado 12/05/2015 7:32:44CET

BANGUI, 12 May. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de pacificación de la Misión Multidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización de República Centroafricana (MINUSCA) han realizado este lunes disparos al aire y han utilizado gases lacrimógenos para dispersar a varias personas armadas que intentaron interrumpir la última jornada del Foro de Reconciliación y Diálogo Nacional de Bangui.

El incidente ha tenido lugar cerca del momento de la clausura de la cumbre y se ha saldado sin heridos. Según las informaciones facilitadas por la agencia británica de noticias Reuters, antiguos integrantes del movimiento Séléka y de la milicia cristiana 'anti balaka' han protestado por el hecho de que el acuerdo de paz firmado entre las partes no contemple la liberación de los detenidos.

Los participantes en la protesta han reclamado además la dimisión de la presidenta interina, Catherine Samba-Panza, en una muestra de que, a pesar del acuerdo de paz, la transición no será un proceso exento de dificultades.

El acuerdo alcanzado establece las líneas principales del proceso de desarme y reinserción de los integrantes de los grupos armados, según las cuales los combatientes deberán presentarse en los lugares en los que serán reagrupados antes de la celebración de las próximas elecciones en el país.

Los combatientes podrán ser candidatos a una integración en las fuerzas de seguridad o ser trasladados al interior del país para participar en programas de desarrollo comunitario con el objetivo de generar ingresos.

La integración de los milicianos en las fuerzas de seguridad se hará en base a criterios de igualdad y profesionalismo, una medida destinada a intentar reconstruir las instituciones de seguridad de RCA. Por su parte, los combatientes extranjeros que no hayan cometido crímenes de guerra serán repatriados.

Asimismo, los grupos han adoptado además un informe sobre las cuestiones de justicia y reconciliación. Este parte del acuerdo contempla la creación de estructuras como una Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación, así como comités locales de paz y reconciliación. Además, será creada una comisión de investigación sobre crímenes de guerra por parte de grupos extranjeros.

EL CONFLICTO Y LA TRANSICIÓN

RCA se encuentra dominada por el caos desde que el grupo rebelde Séléka, mayoritariamente musulmán, tomó el poder en marzo de 2013 y las milicias cristianas 'anti-balaka' respondieron con violencia.

Miles de personas han muerto en el conflicto y decenas de miles de musulmanes han sido expulsados del sur del país. Desde entonces los ataques se han reducido, pero sigue habiendo muertes ocasionalmente y persiste una división profunda entre musulmanes y cristianos.

En la actualidad el país es liderado por un Gobierno de transición, que tiene como principales retos organizar las elecciones y restaurar la democracia. Sin embargo, los comicios, que en un principio se debían haber celebrado en febrero, ya fueron pospuestos a junio o julio.

Sin embargo, el foro de paz ha indicado --tras la presentación de un informe-- que la situación actual hace pensar que el Gobierno de transición tampoco podrá garantizar la celebración de elecciones en estos meses.

En el informe se recogen entre otros inconvenientes la falta de materiales, las dificultades de organización durante el periodo de lluvias y la falta de seguridad. Además ha recordado que en mayo el actual Gobierno solo dispone del 26 por ciento del presupuesto necesario para organizar los comicios.

Por ello, otra de las recomendaciones de este foro ha sido la extensión del mandato de las actuales autoridades. En este encuentro, que ha tenido lugar en la capital, han participado partidos políticos, sociedad civil, grupos armados y comunidades religiosas.