Molins dice que una de las detenidas fue la prometida de dos terroristas autores de atentados en Francia

Actualizado 09/09/2016 22:57:51 CET

PARÍS, 9 Sep. (Reuters/EP) -

Sarah H., una de las tres mujeres detenidas por la Policía gala por su relación con el vehículo abandonado con bombonas de gas cerca de la catedral de Notre Dame, en París, fue la prometida de dos terroristas islamistas que perpetraron sendos atentados que acabaron con la vida de una pareja de policías y un cura este año, según ha contado el fiscal de París, François Molins.

Las revelaciones del fiscal de París ponen de manifiesto los vínculos entre miembros de círculos radicales islamistas en Francia, incluso aunque puedan vivir en zonas distintas del país.

Sarah H., una joven francesa de 23 años, fue detenida el jueves junto a otras dos mujeres después de que la Policía gala lanzara una operación para arrestarla, temiendo que estuvieran a punto de perpetrar un ataque terrorista contra la estación de tren Gare de Lyon en la capital francesa.

Las tres mujeres estaban siendo vigiladas desde que fue encontrado un coche abandonado con siete bombonas de gas en su interior cerca de la catedral de Notre Dame, en pleno centro de París, el pasado fin de semana.

Sarah H. apuñaló a un agente cuando estaba siendo arrestada y otra mujer resultó herida tras recibir un disparo en la misma operación policial.

El fiscal Molins ha asegurado que Sarah H. es una "conocida" de los servicios de Inteligencia por estar "particularmente vinculada" a los movimientos islamistas. "Anteriormente fue la prometida de Larossi Abballa", el autor del atentado que acabó con la vida de dos policías en la localidad de Magnanville, y de Adel Kermiche, "que estuvo detrás del atentado de Saint-Etienne-du-Rouvray", en el que un cura murió degollado.

Abballa murió abatido por las fuerzas de seguridad tras matar a dos policías en su domicilio en junio en la localidad de Magnanville, un ataque que fue reivindicado por Estado Islámico. Kermiche y Abdel-Malik Nabir Petitjean murieron abatidos por las fuerzas de seguridad en julio tras cortarle el cuello a un cura en una iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, un ataque también atribuido al mismo grupo terrorista.

El fiscal de París ha advertido de que las tres mujeres estaban preparadas para poner en práctica la "ideología mortífera" de Estado Islámico y habían recibido directrices de miembros del grupo terrorista asentados en Siria.

Otro hombre, Mohamed Lamine A, que se iba a casar con Sarah H., fue también arrestado el jueves. El detenido también está conectado con el ataque de Abballa, según Molins, que le ha identificado como un amigo del autor del atentado contra los dos policías.

Para leer más