Montenegro.- El Parlamento de Montenegro proclama la independencia del país poniendo fin a la antigua unión con Serbia

Actualizado 03/06/2006 23:49:01 CET

PODGORICA, 3 Jun. (EP/AP) -

El Parlamento de Montenegro proclamó hoy de manera oficial la independencia del país balcánico dando lugar a un nuevo Estado europeo y poniendo fin a la antigua unión con Serbia heredera de la disolución de la antigua Yugoslavia.

De esta manera, la asamblea verificó los resultados del referéndum del pasado 21 de mayo, en el que los montenegrinos decidieron separarse de Serbia por un pequeño margen, adoptando formalmente la declaración de independencia.

El documento se refiere a Montenegro como "una sociedad multiétnica, multicultural y multireligiosa basada en el papel de la ley y la economía de mercado". Asimismo, considera que la estrategia prioritaria del país es la de alcanzar la integración en la Unión Europea (UE) y la OTAN y que el país iniciará en breve los procedimientos de solicitud de admisión a la OTAN y el resto de organizaciones internacionales.

La nueva Montenegro "expresó su interés especial y su completa preparación" para "construir buenas y amistosas relaciones con Serbia", indicó la declaración. No obstante, ningún responsable serbio ha estado presente en las ceremonias de independencia ya que el conservador primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, rechazó felicitar oficialmente a los líderes pro independentistas por los resultados del referéndum.

Sin embargo, en un comunicado emitido por su oficina hoy el presidente serbio, Boris Tadic, aseguró que la recién independizada Montenegro "tendrá su amigo más cercano en Serbia en su camino hacia el futuro europeo". Asimismo, el líder serbio deseó a todos los montenegrinos "paz, estabilidad y prosperidad" en su nuevo futuro.

Con esta proclamación se produce el fin oficial de la unión de Serbia y Montenegro, heredera de la que en su día fue Yugoslavia, tras años de crisis en los Balcanes que comenzaron cuando la antigua federación de seis repúblicas se desintegró tras las guerras de la década de 1990.

Los partidos unionistas, opuestos a la separación se Serbia, boicotearon la sesión parlamentaria. En su día, Serbia también se opuso a las declaraciones de independencia de Eslovenia, Croacia y Bosnia.

Tras la sesión parlamentaria, las autoridades alzaron la bandera roja y dorada montenegrina que desde hoy presidirá el Parlamento y cantaron el himno nacional 'Oh, resplandeciente amanecer de mayo' entre fuegos artificiales.