Muere el líder rebelde de Donetsk en un ataque del que Rusia y los separatistas culpan a Ucrania

Alexander Zajarchenko
REUTERS / ALEXANDER ERMOCHENKO
Actualizado 31/08/2018 21:02:39 CET

Putin ratifica el apoyo de Rusia al "pueblo de Donbas" y promete que no lograrán arrodillarlo

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El líder de la autoproclamada república de Donetsk, Alexander Zajarchenko, ha muerto este viernes por un ataque perpetrado este viernes en una céntrica cafetería de la ciudad ucraniana del que Rusia y los separatistas prorrusos acusan al Gobierno de Petro Poroshenko.

En horas de la tarde, una bomba ha explotado en la cafetería 'Separ', ubicada en la calle Pushkin, en el corazón de Donetsk. Zajarchenko ha resultado gravemente herido y ha sido trasladado de urgencia a un hospital cercano donde finalmente ha muerto.

Zajarchenko, de 42 años, dirigió a las milicias separatistas que en abril de 2014 ocuparon la sede del Gobierno de Donetsk. A partir de ahí, fue subiendo en el escalafón de la administración rebelde hasta que en noviembre de ese mismo año ganó unas elecciones que le convirtieron en el jefe del Consejo de Ministros de la autoproclamada república.

En los dos últimos años, ya se ha informado varias veces sobre su supuesta muerte en varios ataques. Esta vez ha sido confirmada por los propios separatistas prorrusos, así como por Moscú y Kiev.

De acuerdo con la agencia de noticias rusa Interfax, varios ucranianos han sido detenidos por su presunta implicación en este ataque. Por ahora, se desconocen los detalles sobre su pertenencia a algún grupo armado o fuerza regular.

Un portavoz del mando rebelde de Donetsk ha informado a Sputnik, la agencia de noticias oficial de Rusia, de que todas las fuerzas de la autoproclamada república están en "máxima alerta". "El enemigo no tiene posibilidades de aprovechar la situación y violar nuestras fronteras", ha afirmado.

El vacío de poder dejado por Zajarchenko ya ha sido cubierto con la designación del hasta ahora viceprimer ministro rebelde, Dimitri Trapeznikov, como su sucesor. Ejercerá "provisionalmente" las atribuciones del cargo, ha explicado el Cuartel General de Defensa Territorial de Donetsk.

CONDOLENCIAS DE PUTIN

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha sido el primer líder internacional en reaccionar y lo ha hecho para expresar sus condolencias a la familia y los amigos de Zajarchenko.

Putin ha aprovechado para ratificar el apoyo de Rusia a Donbas, la región formada por las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk, que desde 2014 se considera una entidad independiente de Ucrania, algo que rechazan el Gobierno de Poroshenko y la comunidad internacional.

"Este vil asesinato es un testimonio más de que aquellos que eligieron la vía del terrorismo, de la violencia y de la intimidación no quieren buscar una solución pacífica y política al conflicto (...), sino que apuestan por desestabilizar y por arrodillar al pueblo de Donbás, pero no lo lograrán", ha sostenido en un comunicado difundido por el Kremlin.

INTERCAMBIO DE ACUSACIONES

El presidente del parlamento rebelde de Donetsk, Denis Pushilin, ha asegurado que "se trata de una nueva agresión por parte de Ucrania". "Por desgracia, el jefe de la República Popular de Donetsk (...) ha muerto en un ataque terrorista", ha anunciado la agencia de noticias DAN-News, controlada por los insurgentes prorrusos.

El portavoz militar citado por Sputnik ha ido un paso más allá aseverando que "es un ataque terrorista encaminado a desestabilizad la situación en Donetsk que ha sido perpetrado por las fuerzas especiales de Ucrania, controladas por los servicios secretos de Estados Unidos".

En la misma línea, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, ha acusado al "régimen de Kiev" de organizar el ataque contra Zajarchenko y ha pedido a la comunidad internacional que ponga en marcha y supervise una "investigación imparcial" para confirmarlo.

"Ahora está claro que el objetivo del atentado es socavar el proceso para buscar una solución política a la situación en Donbás", ha comentado Zajarova. En su opinión "lo ocurrido es especialmente cínico porque recientemente se anunció una nueva tregua con motivo del nuevo año escolar".

Por su parte, la portavoz del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), Elena Guitlianskaya, ha declarado que el SBU "no tiene nada que ver con esto", al tiempo que ha atribuido la muerte de Zajarchenko a "las guerras entre los cabecillas" de los insurgentes prorrusos en Donetsk.

Entretanto, el embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antonov, se ha adelantado a una posible acusación y ha aclarado que el Kremlin no está implicado en dicho ataque. "A nosotros esto no nos beneficia en absoluto", ha argumentado en la cadena rusa Rossiya.

GUERRA CIVIL EN DONBAS

Las provincias de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, viven desde hace cuatro años un conflicto armado que enfrenta a las tropas del Gobierno y a los separatistas prorrusos.

A pesar de los acuerdos de paz firmados en 2015 en la capital bielorrusa, la guerra civil ha continuado, si bien las líneas de frente permanecen fijas desde hace años.

El representante de Rusia en el proceso de paz de Minsk, Boris Grizlov, ha considerado que la muerte de Zajarchenko convierte a Ucrania en un "Estado terrorista" y complica la continuidad de las negociaciones.

Más de 10.000 personas han muerto y otras miles se han visto desplazadas por los combates, mientras que los habitantes de Donbas sufren una crisis humanitaria, según han denunciado la ONU, Cruz Roja y las ONG sobre el terreno.