Mueren dos niños a causa de un bombardeo ejecutado en Yemen por la coalición que lidera Arabia Saudí

Restos de un bombardeo de la coalición saudí en Hudeida (Yemen)
ABDULJABBAR ZEYAD / REUTERS - Archivo
Publicado 17/09/2018 11:14:06CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos niños murieron el sábado a causa de un bombardeo ejecutado por la coalición liderada por Arabia Saudí en la localidad yemení de Marran, ubicada en la provincia de Saada (noroeste), según han recogido los medios locales.

Según las informaciones recogidas por el portal local de noticias Saada News, los niños, un bebé y un niño de tres años, eran parte de una familia de desplazados internos que llegó recientemente a Marran después de que su vivienda fuera destruida a causa del conflicto.

"Eran civiles, eran niños pequeños", dice uno de los rescatistas mientras recupera los cuerpos de entre los escombros, según un vídeo publicado por la cadena de televisión qatarí Al Yazira. "¿Cuál era su culpa? ¿Por qué han sido asesinados?", se pregunta otro.

La coalición no se ha pronunciado por el momento acerca del bombardeo, al igual que tampoco lo ha hecho sobre otro llevado a cabo el domingo en el que murieron cuatro empleados de una emisora de radio.

Este ataque fue ejecutado contra el edificio en el que se encuentra la sede de la radio Al Marauea en la ciudad de Hodeida (oeste), según informó la agencia yemení de noticias SABA.

El bombardeo y el balance de víctimas fueron posteriormente confirmados por residentes y fuentes médicas citadas por la agencia británica de noticias Reuters.

El ataque aéreo llegó días después de que la coalición reiniciara su ofensiva para intentar arrebatar Hodeida --el principal puerto del país-- a los huthis, tras el fracaso de las últimas conversaciones de paz en Ginebra, a las que no acudieron los rebeldes en medio de un cruce de acusaciones.

El conflicto en Yemen se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas, según datos de la ONU. La coalición que lidera Arabia Saudí interviene en defensa de los intereses del Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, que combate a su vez contra los rebeldes huthis, apoyados por Irán.