Publicado 05/02/2021 08:33CET

Mueren más de 20 miembros de las fuerzas de seguridad en dos ataques en el norte de Afganistán

Un militar del Ejército afgano desplegado con su ametralladora en una patrulla
Un militar del Ejército afgano desplegado con su ametralladora en una patrulla - MINISTERIO DE DEFENSA AFGANO - Archivo

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 20 miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán murieron a última hora del jueves en dos ataques ejecutados por presuntos integrantes de los talibán en las provincias de Kunduz y Faryab, situadas en el norte del país, según han confirmado este viernes las autoridades.

Fuentes de seguridad han señalado que al menos 16 agentes murieron y dos resultaron heridos en un ataque perpetrado contra un puesto de control en el distrito de Jan Abad, ubicado en Kunduz y escenario de un repunte de los ataques por parte de los talibán.

Rabani Rabani, miembro del consejo provincial de Kunduz ha resaltado que el ataque tuvo lugar en el área de Tap-e-Ajtar y ha agregado que dos miembros de las fuerzas de seguridad fueron además secuestrados, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Por otra parte, al menos cinco miembros de las fuerzas de seguridad, incluido el comandante de un batallón del Ejército murieron en otro ataque en el distrito de Juaja Sabz Posh, en Faryab, según ha confirmado el gobernador provincial, Naqibulá Fayiq.

Fayiq ha manifestado que el ataque se ha saldado además con un número indeterminado de secuestrados, lo que ha sido confirmado por los talibán, que han publicado un vídeo en el que aparecen varios militares raptados y en el que aseguran que han causado "grandes pérdidas" a las fuerzas gubernamentales.

Asimismo, Fayiq ha subrayado que en los combates murieron 15 talibán y ha añadido que el presidente afgani, Ashraf Ghani, le ha trasladado por teléfono la orden a las fuerzas de seguridad de mantenerse firmes en las operaciones contra los insurgentes.

Afganistán ha experimentado un repunte de la violencia durante los últimos meses a pesar del acuerdo entre los talibán y Estados Unidos en febrero de 2020 y de las conversaciones de paz entre el grupo y el Gobierno afgano, cuyas delegaciones pactaron en diciembre la 'hoja de ruta' para el proceso.

Por su parte, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) indicó el 27 de enero que el número de víctimas civiles a causa del conflicto en Afganistán descendió cerca de un 21 por ciento en 2020 respecto al año anterior, si bien apuntó a un drástico aumento de los asesinatos selectivos en este periodo.

Para leer más