Mueren 40 policías en el peor atentado en la historia de la Cachemira india

Actualizado 14/02/2019 21:09:37 CET
36 Los Policías Muertos En Un Atentado Con Coche Bomba En La Cachemira India
REUTERS / STRINGER .

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Al menos 40 miembros de la Fuerza de Policía de la Reserva Central de India (CRPF) han muerto este jueves en un atentado con coche bomba perpetrado en la zona de Cachemira controlada por Nueva Delhi, el peor en la historia de la región.

"El balance de muertos en el ataque en Pulwama es de cerca de 40", ha dicho Vijay Kumar, asesor del gobierno regional de Jammu y Cachemira. Las autoridades han alertado de que la cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas.

El coche bomba, conducido por un suicida identificado como Adil Ahmad, ha estallado al paso de un convoy integrado por 78 vehículos y más de 2.500 agentes, tal y como ha recogido el diario local 'The Times of India'.

El vehículo contenía 350 kilogramos de explosivos y ha estallado al paso de un autobús que transportaba a uniformados y se dirigía a Srinagar. El atentado ha tenido lugar un día después de que otro ataque hiriese a más de una decena de niños en la misma región.

El periodista Mohamad Yunis, que llegó a la zona poco después de la explosión, ha relatado en declaraciones a la agencia de noticias Reuters que vio cuerpos esparcidos en un radio de 100 metros a lo largo de la autopista.

Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido, aunque el grupo islamista Jaish-e-Mohammad (JeM) ya ha reivindicado la autoría del ataque, según la agencia de noticias GNS. El grupo ha cifrado en varias decenas las víctimas del atentado.

El primer ministro indio, Narendra Modi, ha condenado el "vil ataque" y ha prometido que los "sacrificios" de las fuerzas de seguridad no caerán en saco roto. "Toda la nación está del lado de las familias de estos valientes mártires", ha señalado en un mensaje de Twitter.

Por su parte, el ministro del Interior de la región, Rajnath Singh, ha prometido una respuesta "firme". "Entendemos totalmente nuestras responsabilidades (...) y tomaremos cualquier acción que sea necesaria", ha dicho, en declaraciones a la agencia india de noticias ANI.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores de India se ha sumado a las condenas al "cobarde ataque terrorista", que ha tildado de "acto atroz y despreciable" por parte de JeM.

En su comunicado, ha recalcado que JeM "es una organización terrorista con base y apoyo en Pakistán" y ha denunciado que su líder, Masud Azhar, "cuenta con libertad total por parte del Ejecutivo de Pakistán para operar y expandir su infraestructura terrorista".

"El Gobierno de India está comprometido de forma firme y decidida a tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad nacional. Estamos igualmente decididos a combatir la amenaza del terrorismo", ha dicho.

"Pedimos que Pakistán deje de apoyar a terroristas y grupos terroristas que operan desde su territorio y que desmantele la infraestructuras operadas por organizaciones terroristas para lanzar ataques en otros países", ha añadido.

PAKISTÁN RECHAZA LAS ACUSACIONES

En respuesta, el Ministerio de Exteriores de Pakistán ha resaltado que el atentado en Pulwama "es motivo de gran preocupación" y ha dicho que "siempre ha condenado los actos de violencia en el valle" de Cachemira.

"Rechazamos firmemente cualquier insinuación por parte de elementos del Gobierno y los círculos mediáticos de India que buscan vincular el ataque con el Estado de Pakistán sin investigaciones", ha zanjado en un comunicado publicado en su página web.

Por su parte, Naciones Unidas ha condenado "firmemente" el ataque y ha expresado sus "profundas condolencias" a los familiares de las víctimas, al tiempo que ha pedido que los responsables del ataque sean llevados ante la Justicia.

Asimismo, la Embajada de Estados Unidos en India ha condenado el atentado y ha expresado sus "sentidas condolencias" a los familiares de las víctimas. "Estados Unidos está junto a India luchando contra el terrorismo y derrotándolo", ha dicho el embajador, Ken Juster.

La parte de Cachemira en manos de India ha sufrido brotes de violencia durante años y los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los insurgentes dejaron más de 100 civiles muertos el año pasado. A JeM también se le atribuyó un ataque contra el Parlamento en 2001 que derivó en el despliegue de tropas en la frontera con Pakistán.

Para leer más