Mueren tres militares paquistaníes y un civil en un enfrentamiento con fuerzas indias en Cachemira

Publicado 02/04/2019 8:48:14CET
Cachemira.- Un militar indio muerto por disparos paquistaníes en Cachemira
Saqib Majeed/SOPA Images via ZUM / DPA

ISLAMABAD, 2 Abr. (DPA/EP) -

Al menos tres militares paquistaníes y un civil han muerto como consecuencia de un enfrentamiento registrado en Cachemira después de que fuerzas indias lanzaran varios proyectiles de mortero desde la frontera, según han informado fuentes gubernamentales paquistaníes este martes.

El enfrentamiento se ha registrado semanas después de una escalada de tensiones entre India y Pakistán que llevó a los dos países al bordo de enfrentamiento bélico.

El enfrentamiento se ha registrado en la noche del lunes al martes en la región de Rawalakot y ha dejado a varios militares paquistaníes heridos, además de provocar la huida de la población civil de las viviendas situadas cerca de la frontera con la Cachemira india, según han informado en un comunicado las Fuerzas Armadas paquistaníes.

Un portavoz de las Fuerzas Armadas paquistaníes ha asegurado que las tropas indias han comenzado el enfrentamiento disparando balas y proyectiles desde puestos fronterizos.

En otro incidente distinto, un civil murió este lunes y otro resultó herido como consecuencia de un bombardeo de las fuerzas indias en la zona de Kahuta en Cachemira, según ha informado Mohamed Zaman, un responsable de la Policía.

En los últimos cinco años, cientos de militares han muerto en enfrentamientos en la frontera entre India y Pakistán, principalmente en torno a la línea que delimita la separación en el valle de Cachemira. Pakistán e India controlan zonas distinas de Cachemira aunque los dos países reivindican toda la soberanía de esta región.

Los dos países se han enfrentado en tres guerras desde la independencia de Reino Unido en 1947, dos de ellas por el control de Cachemira. En febrero, varios cazas de la Fuerza Aérea india entraron en el espacio aéreo paquistaní para atacar un supuesto campamento de milicianos, la primera incursión de este tipo desde 1971 y que llegó tras un atentado en la Cachemira india que acabó con la vida de 40 militares indios.