Las mujeres de cuatro activistas chinos se afeitan la cabeza para denunciar la "persecución"

Sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional de China
REUTERS / DAMIR SAGOLJ - Archivo
Publicado 17/12/2018 11:50:10CET

PEKÍN, 17 Dic. (Reuters/EP) -

Las esposas de cuatro activistas y abogados defensores de los Derechos Humanos de China se han afeitado este lunes la cabeza en Pekín para protestar contra la "persecución" ejercida por las autoridades.

Los cuatro hombres fueron encarcelados en julio de 2015, en el marco de la represión contra el grupo 709 y, en un esfuerzo por lograr atención para su causa, sus mujeres se han reunido en los jardines de un complejo de apartamentos para afeitarse ante vecinos y periodistas y colocar el pelo en cajas.

A continuación, se han dirigido al Tribunal Supremo para entregar una queja formal sobre el trato que estarían recibiendo sus maridos. "Podemos quedarnos sin pelo, pero no sin ley", han anunciado las mujeres al término de la simbólica ceremonia.

Una de estas mujeres, Li Wenzu, esposa del abogado Wang Quanzhang se ha quejado de retrasos del proceso y de que ni ella ni los siete abogados elegidos han podido verle. Wang se encuentra recluido en Tianjin, acusado de intentar subvertir el poder estatal.

Desde que asumió el poder en 2012, el presidente chino, Xi Jinping, ha promovido una persecución de la disidencia que se ha saldado con la detención de cientos de abogados y activistas defensores de los Derechos Humanos. Las autoridades han utilizado también medidas alternativas a la cárcel como los arrestos domiciliarios.