Publicado 13/01/2014 20:12

Las mujeres sirias pedirán a Brahimi participar en Ginebra 2

GINEBRA, 13 Ene. (Reuters/EP) -

Las organizaciones de mujeres sirias han reclamado su derecho a participar en la conferencia Ginebra 2, las conversaciones de paz que tendrán lugar la semana que viene, para lo que se reunirán con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi.

Estas organizaciones han indicado que al menos el 30 por ciento de todos los bandos negociadores deberían estar integrados por mujeres. Entre sus demandas se incluye el asegurar que cualquier futura Constitución siria deberá garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, penalizando cualquier forma de discriminación o violencia.

También han demandado que en la conferencia Ginebra 2, que comenzará la semana que viene, se acuerde que el futuro texto constitucional garantice la igualdad entre los ciudadanos sirios, independientemente de su "diversidad o afiliaciones".

Para dar forma a sus demandas, cuatro representantes de las organizaciones de mujeres sirias se reunirán con Brahimi el martes, aunque ya le han hecho llegar sus reclamaciones, según ha informado la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

La directora ha explicado en declaraciones a Reuters que la posición de Brahimi es que si las demandas de estas mujeres representan al conjunto de las ciudadanas sirias, son coherentes y están de acuerdo, las llevará a cabo.

Las cuatro representantes que se reunirán con Brahimi han sido seleccionadas de entre las 47 activistas que han presentado estas demandas, un grupo que incluye mujeres sirias que viven tanto dentro como fuera del país en conflicto.

"REPRESENTAMOS A LA MAYORÍA"

"Creo que podemos decir que representamos a la mayoría, tanto dentro del país como fuera", ha asegurado una de las cuatro mujeres que se reunirán con Brahimi, Sabá Alhallak, que ha explicado que estas organizaciones han estado trabajando en los principios que debería recoger la futura Constitución del país.

Alhallak ha indicado que se han basado en los países que han atravesado la Primavera Árabe. "Las mujeres estamos mirando lo que ha sucedido en Túnez, Egipto y Libia, y hay muchas lecciones para prepararnos y conocer lo que nos espera", ha afirmado.

Otra de las seleccionadas, Kefá Ali Deeb, ha asegurado que la cuestión más compleja es la de conseguir que los detenidos sean liberados, una situación que según ella ha recibido poca atención por parte de los medios de comunicación.

ATENCIÓN A LOS DETENIDOS

"¿Creéis que es más importante cubrir cómo uno de los grupos islámicos han invadido una región en vez de hablar sobre los cientos de miles de personas que se están muriendo en la cárcel?", ha criticado Ali Deeb.

"Tenemos que quitarles esa baza. El caso de los detenidos --nuestros familiares, amigos y vecinos-- es más importante que todas las bazas políticas", ha afirmado la activista, que ha subrayado que el ratio de muertes en algunas prisiones, como la de Damasco, ha aumentado a 30 personas al día, debido a las torturas o a la malnutrición.

Otra de las prioridades que las organizaciones de mujeres quieren impulsar en Ginebra 2 es el de poner fin a los asedios, que han llevado a la población a la hambruna. "Si te digo que hay niños que se están comiendo las hojas que caen de los árboles, tienes que creerme. No es mi imaginación", ha exclamado Ali Deeb.

LA MITAD DE LA POBLACIÓN

Por su parte, Rafif Jouejati, portavoz de los comités de coordinación locales en Siria que también asistirá a la reunión con Brahimi, ha advertido de que si la conferencia fracasa, las organizaciones de mujeres presionarán para la realización de más conversaciones de paz.

"Somos abogadas, ingenieras, profesoras, somos amas de casa y enfermeras y otras profesiones médicas, somos el 50 por ciento de la sociedad", ha afirmado Jouejati. "Si Ginebra 2 no funciona, instaremos a los hombres que están haciendo la guerra a que promuevan la paz", ha asegurado.