Mursi acuerda celebrar una "conferencia por la justicia" en Egipto

Actualizado 29/04/2013 7:45:37 CET
Actualizado 29/04/2013 7:45:37 CET

Mursi acuerda celebrar una "conferencia por la justicia" en Egipto

Con el Consejo Supremo Judicial

- HANDOUT . / REUTERS

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, y el Consejo Supremo Judicial (CSP) han acordado este domingo celebrar una "conferencia por la justicia" para discutir los "obstáculos" de la reforma judicial que, según ha denunciado la oposición, pretende entregar el control de este poder estatal a Hermanos Musulmanes.

"Todos los obstáculos para conseguir justicia, incluida la formulación de las nuevas leyes de la autoridad judicial, serán discutidas en una conferencia", ha anunciado el portavoz de la Presidencia, Ehan Fahmi, tras una reunión de tres horas entre Mursi y el CSP.

Fahmi ha explicado que "el presidente ha elogiado la propuesta de los jueces de celebrar una conferencia por la justicia y les ha pedido que vuelvan el próximo martes para prepararla", según ha informado el diario oficial 'Al Ahram'.

Además, ha asegurado que "el presidente adoptará personalmente todas las recomendaciones que salgan de la conferencia por la justicia, incluidos los borradores legales, que serán remitidos a los cuerpos legislativos correspondientes".

El presidente del CPS, Mohamed Momtaz Metwally, ha confirmado el anuncio. "El presidente ha expresado su sincero reconocimiento a la autoridad judicial egipcia y ha elogiado la idea de celebrar una conferencia por la justicia", ha dicho, en un comunicado.

El miembro del Comité Legislativo del Consejo de la Shura, Mamdouh Ramzi, ha considerado que ello significa que finalmente no se aprobará la reforma judicial tal y como está concebida actualmente. "Si el presidente acepta el borrador de los jueces y nos lo propone, podemos decir adiós al proyecto de ley", ha dicho.

La reforma judicial fue presentada a principios del mes de abril por el Partido Wasat --islamista moderado-- y por el Partido Libertad y Justicia --vinculado a Hermanos Musulmanes, al que pertenece Mursi-- con el objetivo de "purgar" el Poder Judicial, al que consideran vinculado al régimen de Hosni Mubarak.

De aprobarse este proyecto de ley, la edad de jubilación de los magistrados se adelantaría diez años hasta los 60, lo que supondría la jubilación anticipada de más de 3.500 magistrados, casi todos ellos opositores a los jueces afines a Hermanos Musulmanes.

La oposición laica y liberal ha denunciado que la reforma judicial es un intento de Hermanos Musulmanes de hacerse con los puestos de responsabilidad dentro del máximo organismo judicial.

La crisis en torno al poder judicial supone un nuevo obstáculo para Estados Unidos, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que buscan promover la reconciliación nacional para que Egipto centre sus esfuerzos en luchar contra la profunda crisis económica regional.