Actualizado 27/07/2013 16:38 CET

Mursi será encarcelado en la misma prisión que Mubarak

Seguidores de Mursi en Egipto
SUHAIB SALEM / REUTERS

EL CAIRO, 27 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro del Interior egipcio, Mohamed Ibrahim, ha revelado que el derrocado presidente Mohamed Mursi probablemente ingresará en la cárcel cairota de Torah, donde se encuentra el expresidente Hosni Mubarak, depuesto en 2011 tras semanas de intensas movilizaciones populares.

Ibrahim ha reconocido que la decisión depende del juez instructor que lleva el caso --Mursi está acusado de homicidio y colaboración con Hamás--, pero ante la insistencia de los periodistas por saber adónde será llevado, ha señalado que "muy probablemente a Torah". Torah, a las afueras de El Cairo, es donde están presos Mubarak, sus hijos y otros altos cargos del antiguo régimen.

Por otra parte, Ibrahim ha asegurado que tienen intención de poner fin a las concentraciones indefinidas que mantienen los seguidores de Mursi en protesta por el golpe de Estado en el que fue derrocado el pasado 3 de julio. "Si Dios quiere, pronto (...) tomaremos medidas" conforme a los dictámenes de los fiscales, ha indicado.

"Si Dios quiere las disolveremos de forma que no haya pérdidas, pero, si Dios quiere, deben terminar. Esperamos que entren en razón (...) y se sumen al proceso político", ha afirmado en rueda de prensa. "En cuanto al momento (...) de dispersar a los manifestantes, existe una coordinación completa entre nostros y las fuerzas armadas", ha explicado.

"Aún se están celebrando reuniones para fijar el momento apropiado para aplicar el plan de acuerdo con las denuncias presentadas al fiscal sobre violaciones de las leyes perpetradas por los manifestantes", ha añadido.

En las últimas horas al menos una veintena de simpatizantes de Mursi han muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, según el balance oficial, pero los Hermanos Musulmanes, el grupo de Mursi, cifra en unos 120 los fallecidos.

En ese sentido, Ibrahim ha acusado a los partidarios de Mursi de exagerar esta cifra, ya que, ha asegurado, los policías emplearon gases lacrimógenos y no balas. En cambio, ha denunciado que hay agentes heridos por perdigonazos y también por fuego real.