Actualizado 17/01/2021 17:03 CET

Museveni avisa que no permitirá injerencias extranjeras sobre su victoria en las elecciones

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni - UGANDA MEDIA CENTRE - Archivo

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha asegurado que no tolerará ningún tipo de intromisión extranjera, en velada referencia a Estados Unidos, sobre su victoria en las elecciones presidenciales, que el mandatario consideró plenamente legítima a pesar de las quejas de su rival, Robert Kyagulanyi, más conocido como Bobi Wine.

"Cualquier intento de disrupción será definitivamente derrotado. Si alguien se atreve a perturbar nuestra paz, lo trataremos con decisión", ha hecho saber Museveni este sábado en su primera comparecencia pública tras la declaración de su victoria por parte de la comisión electoral.

Asimismo, el mandatario ha rechazado cualquier acusación de irregularidades, como han denunciado tanto Bobi Wine como el Departamento de Estado norteamericano en un comunicado emitido a última hora del sábado.

"Estamos profundamente preocupados por las numerosas y creíbles informaciones de violencia de las fuerzas de seguridad durante el período preelectoral y las irregularidades existentes durante las elecciones", lamentó la portavoz Morgan Ortagus en una nota recogida en la página web del departamento.

"Creo que estas elecciones", ha respondido Museveni, "han sido las más 'libres de trampas' desde 1962. Temas como el voto de menores de edad o el voto múltiple se han solucionado gracias a nuestras máquinas biométricas de registro de votantes".

Por último, el presidente ha reconocido el apego de Bobi Wine entre la población juvenil, aunque en modo alguno supone una justificación para una posible victoria.

"He oído decir que, gracias al apoyo de los jóvenes, Bobi Wine debería haber ganado. Pero el caso es que yo he obtenido cinco millones de votos y él, solo tres millones", ha asegurado en declaraciones recogidas por la cadena de televisión ugandesa NTV.

Al mismo tiempo, Mathias Mpuuga, uno de los vicepresidentes del partido de Bobi Wine, Plataforma de Unidad Nacional (NUP, por sus siglas en inglés), ha reiterado las acusaciones de fraude, y pedido a sus seguidores y a los ugandeses que rechacen los resultados de las elecciones presidenciales.

También el portavoz de la NUP, Joel Ssenyonyi, ha pedido a los ciudadanos que utilicen todos los medios legales posibles autorizados por la Constitución para buscar el cambio, aunque ha recomendado a la población que participe en las elecciones locales previstas para la próxima semana.

Dada su situación, Bobi Wine no estuvo presente en la rueda de prensa organizada en la sede de su partido este domingo. Desde el viernes por la noche, el oponente dice que está "sitiado" en su casa de Magere, al norte de la capital. Desde el partido se insiste en la situación de "detención ilegal" y llama a la "libertad incondicional" del candidato.

Para leer más