Publicado 15/10/2015 02:47

Nasralá expresa su apoyo a la "intifada" palestina

El líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá
SHARIF KARIM / REUTERS

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario-general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha expresado este miércoles su apoyo a la "intifada" palestina, recalcando que respalda "la resistencia contra el enemigo israelí en todas sus formas".

"Estamos viendo un movimiento popular firme en el Jerusalén ocupado, Cisjordania y la Franja de Gaza que se parece al inicio de una tercera intifada", ha señalado, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

Siete israelíes han muerto en ataques de palestinos, principalmente apuñalados, desde principios de octubre, mientras que más de una treintena de palestinos han muerto en este mismo periodo, 18 de ellos en enfrentamientos con las fuerzas israelíes durante protestas.

Por otra parte, Nasralá ha achacado la falta de avances en el plano político libanés a "los intereses personales y de partidos", advirtiendo de que "se hará frente a una situación aún más complicada" si no se cambian las prioridades.

"Todos aquellos que han torpedeado las soluciones se darán cuenta de que han cometido un gran error", ha dicho, citando "la parálisis de las instituciones, la crisis social y la crisis de la basura".

Miles de personas se han manifestado en las últimas semanas en la capital, Beirut, para reclamar la dimisión de los principales líderes políticos del país, unas protestas que se han saldado con la muerte de una persona y con decenas de heridos.

La crisis de la basura comenzó con el cierre del vertedero de Naamé el pasado 17 de julio. El gobierno interino, incapaz de actuar, asistió impotente a la clausura del primer receptor de desperdicios de la capital sin presentar una alternativa. La crisis fue resuelta varias semanas después, si bien existían divisiones en torno a la compañía que debe realizar las tareas.

Los manifestantes reclaman la dimisión del Ejecutivo, afirmando que se trata una muestra más de su incapacidad para superar la parálisis política que atraviesa a causa de las profundas diferencias entre los partidos que lo integran.

De hecho, la Presidencia se encuentra vacante desde mayo de 2014, cuando acabó el mandato de Michel Suleiman, y el Parlamento elegido en 2009 ha prorrogado su mandato y aplazado las elecciones hasta 2017 a causa de la inestabilidad que atraviesa el país.

Más información