La negativa de los separatistas a ceder Adén retrasa la cumbre saudí para un nuevo gobierno en Yemen

Publicado 19/08/2019 10:38:17CET
Manifestación a favor de los separatistas en Adén
Manifestación a favor de los separatistas en Adén - REUTERS / FAWAZ SALMAN

Entre las opciones que se barajan figura nombrar un vicepresidente que asuma las funciones de Hadi

DUBAI, 19 Ago. (Reuters/EP) -

La negativa de los separatistas del sur de Yemen a devolver el control de Adén ha aplazado la cumbre prevista en Arabia Saudí para discutir la remodelación del Gobierno yemení con el fin de incluirles a estos y poner fin a la disputa, según han informado este lunes tres fuentes yemeníes.

Arabia Saudí había convocado el encuentro después de que las fuerzas separatistas tomaran el pasado 10 de agosto los campamentos militares y otras instituciones estatales en esta ciudad portuaria del sur, sede temporal del Gobierno reconocido internacionalmente y liderado por Abdo Rabbu Mansur Hadi.

La crisis de Adén ha fracturado la coalición militar liderada por Riad que apoya al Gobierno yemení frente a los rebeldes huthis, respaldados por Irán y que controlan Saná, la capital. Entretanto, los huthis han intensificado sus ataques transfronterizos contra la infraestructura energética saudí.

"Se ha propuesto la formación de un nuevo gobierno y la alianza lo apoya, pero la inclusión del Consejo de Transición del Sur (CTS) está sujeta a que primero se retiren", ha explicado un responsable yemení, que ha pedido no ser identificado.

Según esta fuente, Hadi, que no cuenta con una base personal de poder y que hace tiempo que perdió el favor de Emiratos Árabes Unidos, uno de los miembros de la coalición, podría ser marginado si se nombra a un nuevo vicepresidente.

Hasta ahora, las fuerzas separatistas, apoyadas por EAU, se han negado a abandonar las bases militares, aunque sí han evacuado otras instituciones, ya que consideran que debilitaría sus bazas, según las fuentes. Por su parte, el Gobierno de Hadi ha dicho que no asistirá a la reunión hasta que acabe el "golpe".

Aunque los separatistas tienen una agenda enfrentada con la del Gobierno de Hadi, ya que reclaman el autogobierno del sur, forman parte de la coalición que intervino en marzo de 2015 contra los huthis. La toma de Adén ha expuesto las diferencias entre Arabia Saudí y EAU, que apoya a miles de combatientes sureños. Abú Dhabi ha instado al diálogo pero no ha pedido a los separatistas que cedan el control.

El conflicto ha vuelto a reabrir viajas heridas entre el norte y el sur de Yemen, países separados hasta 1990. Las tensiones en Adén han complicado aún más los esfuerzos de la ONU para allanar el camino hacia conversaciones políticas con vistas a crear un órgano de gobierno de transición que ponga fin a la guerra.

El CTS, que aglutina a los separatistas, ha dicho que sus fuerzas mantendrán el control de Adén hasta que el partido islamista Islá, un componente clave en el Gobierno de Hadi, y otros norteños dejen sus posiciones de poder en el sur.

DEBILIDAD DEL PRESIDENTE

"Hadi es incapaz de dirigir Yemen debido a su edad y salud. No confía en nadie y esto hace las cosas difíciles en un momento crítico", ha destacado el responsable yemení. Este y otra fuente yemení han apuntado que una opción que se está discutiendo es trasladar los poderes presidenciales a un nuevo vicepresidente, dejando a Hadi, que tiene 73 años y reside en Riad, como mero rostro.

"Sería bueno tener un vicepresidente responsable y de consenso", ha reconocido un alto responsable en el Golfo, que ha añadido que Hadi tiene que seguir en el cargo para preservar al Gobierno reconocido internacionalmente.

Para leer más