754781.1.260.149.20230327193328
Vídeo de la noticia
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - Kay Nietfeld/Dpa
Actualizado: lunes, 27 marzo 2023 19:36

La oposición israelí ha celebrado el anuncio de Netanyahu y ha pedido "un diálogo real y justo"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado este lunes la paralización de la tramitación de la polémica reforma judicial que ha provocado multitudinarias protestas y una contestación sin precedentes en Israel.

"Una cosa que no estoy dispuesto a aceptar es que haya una minoría de extremistas que estén dispuestos a destrozar nuestro país, y arrastrarnos a la guerra civil", ha subrayado durante un discurso a la nación, según el diario 'Haaretz'.

En este sentido, ha sentenciado que su Gobierno "jamás aceptará una guerra civil" derivada de la crisis política actual, por lo que ha anunciado que quedará paralizará la segunda y tercera lectura de la reforma judicial en el Parlamento israelí hasta abril.

Ante esta crisis grave en la sociedad israelí, Netanyahu ha asegurado que, "por responsabilidad nacional" se tomará "un tiempo para el diálogo", aunque ha recordado que "la mayoría" de sus aliados de coalición apoyan la medida, que acabará siendo aprobada tarde o temprano.

Finalmente, Netanyahu ha pedido a los reservistas que dejen de renunciar a servir en el Ejército. "Israel no puede existir sin las FDI, y las FDI no pueden existir si se desvían", ha indicado, ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

Esto hechos se producen después de que el fin de semana miles de manifestantes tomaran las calles de las principales ciudades israelíes para protestar contra la destitución del ministro de Defensa, Yoav Gallant, quien el sábado cuestionó la reforma.

REACCIONES

Tras el anuncio de Netanyahu, el líder opositor del Partido Unidad Nacional de Israel, Benny Gantz, ha acogido con satisfacción la medida y ha asegurado que "mejor tarde que nunca", agregando que iniciarán conversaciones con el Gobierno al respecto.

"No teníamos que haber llegado a este momento. Me opongo a este Gobierno y continuaré haciéndolo, pero en materia de seguridad nacional apoyaré los movimientos correctos con todo mi corazón", ha indicado, recalcando además la necesidad de diálogo entre las partes.

Por su parte, el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, también se ha mostrado a favor de las conversaciones con el Gobierno. "Si el gobierno se involucra en un diálogo real y justo, podremos salir de este momento de crisis más fuertes y más unidos", ha precisado.

El presidente israelí, Isaac Herzog, ha destacado que Netanyahu ha tomado "la decisión correcta" y ha pedido "conversaciones sinceras, serias y responsables que calmen los ánimos urgentemente y sofoquen las llamas". Para ello ha ofrecido su residencia oficial "como espacio de diálogo" para lograr "el acuerdo más amplio posible" y "sacar a nuestro querido Israel de la profunda crisis en la que está".

En cuanto a los partidos de la coalición que lidera Netanyahu, el líder del Shas, Aryeh Deri, ha respaldado la "difícil decisión" del primer ministro. "Me dirijo de nuevo a los líderes de la oposición: aprovechad nuestra mano tendida. Hacedlo por todos los ciudadanos de Israel. Nuestra fuerza es nuestra unidad", ha apuntado.

La televisión israelí Keshet 12 ha publicado la transcripción de una supuesta reunión de dirigentes de la coalición desarrollada en la mañana del lunes en la que el líder de Otzma Yehudit (Poder Judío), Itamar Ben-Gvir, reprochaba a Netanyahu que con su decisión había dado la victoria a los "anarquistas".

"Vamos a dejar que ganen los anarquistas (...). Si no se aprueba esta ley no nos interesa este gobierno. No es de derecha", dijo, según la televisión.

Sin embargo, el ministro de Justicia y principal impulsor de la reforma judicial, Yariv Levin, pidió entonces a sus socios ser "listos". "Vamos a aprobar esta ley más adelante, no ahora. Hay gente del Likud que está en contra. No estoy seguro de que tengamos los 61 (votos necesarios). La gente quiere la reforma y la tendrán, pero también tenemos que ver lo que está pasando fuera", argumentó, siempre según Keshet 12.

SATISFACCIÓN INTERNACIONAL

A nivel internacional, Estados Unidos ha acogido favorablemente el anuncio. "Es una oportunidad de dar más tiempo y espacio para el acuerdo y precisamente habíamos pedido acuerdos", ha indicado la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

"Las sociedades democráticas se fortalecen con equilibrios y controles y los cambios fundamentales en un sistema democrático deben introducirse con el apoyo popular más amplio posible", ha añadido.

También Reino Unido ha expresado su apoyo a la decisión de Netanyahu. "Es vital el respeto a los valores democráticos comunes que compartimos", ha publicado el ministro de Asuntos Exteriores británico, James Cleverly, en un comunicado oficial. "Instamos a las partes a buscar un terreno común y un acuerdo a largo plazo en esta cuestión tan delicada", ha añadido.

Más noticias

Leer más acerca de: