Los niños vuelven a la escuela tras la tragedia en Indonesia para hacer recuento

Estudiantes limpian una escuela tras el terremoto en Palu
REUTERS / DARREN WHITESIDE
Publicado 08/10/2018 10:02:15CET

El balance de muertos se aproxima ya a los 2.000 y se teme que la licuefacción dejara hasta 5.000 más

PALU (INDONESIA), 8 Oct. (Reuters/EP) -

Los niños de la ciudad indonesia de Palu han comenzado a regresar a la escuela este lunes para ordenar sus clases y ayudar a recabar datos sobre cuántos de ellos regresarán a las aulas diez días después del devastador terremoto y posterior tsunami que arrasó la localidad situada en la isla de Célebes.

El terremoto de 7,5 de magnitud que se produjo el pasado 28 de septiembre derrumbó numerosos edificios en esta pequeña localidad, mientras que tsunami posterior arrasó la línea de costa. Sin embargo, lo que más víctimas mortales provocó fue la licuefacción del suelo, que se produce cuando un potente terremoto convierte el terreno en un lodazal líquido y que arrasó varios barrios de la ciudad.

Por ahora, el balance oficial de muertos se sitúa en 1.944 pero todavía se están recuperando cuerpos. Nadie sabe con certeza cuántas personas están desaparecidas, especialmente en las zonas golpeadas por la licuefacción, pero podría haber hasta 5.000, según la agencia nacional de desastres.

En un instituto estatal, adolescentes vestidos con sus uniformes grises y blancos han barrido los cristales rotos de sus clases, mientras que la pista de baloncesto presenta grietas. "Es triste ver así nuestra escuela", reconoce Dewi Rahmawati, de 17 años y que espera graduarse el próximo año para estudiar económicas en la universidad.

Los estudiantes se han enterado de que tenían que volver a la escuela a través de menajes en Facebook y WhatsApp. El director de la escuela, Kasiludin, ha explicado que las autoridades han dicho a todos los profesores que se presenten en sus puestos de trabajo este lunes para recabar información sobre el número de estudiantes.

"No obligaremos a los estudiantes a que regresen porque muchos están traumatizados, pero pronto tendremos que empezar a mantener su ánimo en alto y para que no se queden atrás", ha defendido. Según el director, el centro ha perdido a al menos siete estudiantes.

En toda la ciudad, al menos nueve escuelas han quedado destruidas, 22 profesores han muerto y 14 están desaparecidos, según los datos ofrecidos por la agencia de desastres, que ha precisado que se han instalado 140 tiendas de campaña para poder impartir clases.

En la escuela media SMP Negeri 15 Palu, menos de 50 de sus 697 alumnos han acudido. El director del centro, Abdul Rashid, ha indicado que sabe que al menos cuatro alumnos han muerto. "Las clases no han comenzado. Solo estamos recabando datos para averigar cuántos alumnos están a salvo", ha indicado.

AÚN NO HAY FECHA PARA LA REANUDACIÓN DE LAS CLASES

"Todavía estoy esperando que el Ministerio de Educación nos dé instrucciones sobre cuándo comenzar las clases. Por ahora, no creo que estemos listos. Muchos niños están traumatizados y asustados", ha subrayado.

Un niño que conversaba en el recinto de la escuela con sus amigos ha reconocido su tristeza después de que algunos compañeros no hayan acudido. "No he sabido de muchos de ellos. Quiero pensar en positivo, espero que estén bien", afirma Islam Bintang Lima, vestido con su uniforme escolar de camisa blanda y pantalones marinos.

Contador