Actualizado 18/01/2021 13:14 CET

El NRC pide a Biden que retire la designación de los huthis como terroristas por su impacto a nivel humanitario en Yemen

Un hombre camina entre los restos de una explosión en Yemen.
Un hombre camina entre los restos de una explosión en Yemen. - MOHAMMED MOHAMMED / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Recalca que la decisión de la Administración Trump "alimentará las llamas de la guerra y la hambruna"

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha reclamado este lunes al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que retire la designación de los huthis como una organización terrorista, adoptada la semana pasada por Washington, debido a que la decisión "alimentará las llamas de la guerra y la hambruna".

El presidente del NRC, Jan Egeland, ha subrayado en un comunicado que Biden "debe hacer de Yemen una prioridad y dar marcha atrás a estas sanciones inmediatamente", al tiempo que ha resaltado que "poner en riesgo la ayuda y los suministros de una población ya sumida en la mayor crisis humanitaria del mundo es irresponsable, indefendible e inhumano".

"Estas designaciones han sido aceleradas, contra el consejo de oficiales clave de Naciones Unidas, diplomáticos, analistas y agencias de ayuda humanitaria que trabajan en Yemen", ha dicho Egeland, quien ha reiterado que "durante meses se advirtió" al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, del impacto de esta designación.

Así, ha manifestado que se trasladó a pompeo que "una decisión así sabotearía la ayuda, paralizaría el canal de alimentos, combustible y medicina y posiblemente arrastraría al país a una hambruna a gran escala".

"Los importadores y los proveedores de servicios financieros han sido lanzados al caos y las agencias de ayuda no saben si pueden seguir operando. Estados Unidos no puede simplemente dar exenciones a las sanciones lo suficientemente amplias como para proteger al país de un impacto a gran escala, en un momento en el que la población ya muere de hambre y sufre para llegar a fin de mes", ha argüido.

Por ello, Egeland ha incidido en que Biden "debe dar marcha atrás en esta decisión inmediatamente y ayudar a evitar una crisis de proporciones sin precedentes en Yemen". "Lo que Yemen necesita no son sanciones, sino un aumento rápido de la ayuda, apoyo económico y compromiso político para ayudar a poner fin a la guerra y salvar vidas de yemeníes", ha remachado.

Pompeo desveló el 11 de enero su intención de designar a los huthis y a varios de sus altos cargos, entre ellos el líder del grupo, Abdulmalik al Huthi, como terroristas internacionales y recalcó que próximamente notificará al Congreso a tal efecto.

En respuesta, el presidente del Comité Revolucionario de los huthis, Mohammed Alí al Huthi, condenó la decisión a través de una serie de mensajes publicados en Twitter y dijo que el grupo "se reserva el derecho a responder", mientras que el Gobierno reconocido internacionalmente aplaudió el anuncio y abogó por "intensificar la presión política y legal" contra los rebeldes.

Por su parte, el coordinador humanitario de Naciones Unidas, Mark Lowcock, pidió el 14 de enero a las autoridades de Estados Unidos que reviertan esta designación y alertó de las "terribles" consecuencias humanitarias que puede acarrear dicha medida, algo que ya han hecho previamente varias organizaciones no gubernamentales.

El conflicto en Yemen ha sufrido un recrudecimiento durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan ayuda.