Publicado 02/07/2016 05:13CET

Nueva York despliega a su nuevo equipo de perros detectores de explosivos para el 4 Julio

New York Police Department
LUCAS JACKSON / REUTERS

NUEVA YORK, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Nueva York ha anunciado este viernes una importante operación antiterrorista de cara a este fin de semana, en el que se celebra la fiesta nacional del 4 de Julio, tan sólo unos días después de que un atentado múltiple en Estambul dejara más de 40 muertos.

Miles de agentes patrullarán las calles, acompañados de un nuevo equipo de perros detectores de explosivos. En una rueda de prensa convocada de forma excepcional para la celebración de la fiesta en la ciudad, el subcomisario de la Policía, John Miller, ha asegurado que si bien el año pasado había una amenaza concreta este año no hay nada "en el radar de la Inteligencia".

"Somos conscientes de lo que hemos visto en Orlando, conscientes de lo que acabamos de ver en el aeropuerto de Turquía y antes, en Bruselas", ha afirmado Miller, según declaraciones recogidas por el diario local 'News Day', con sede en Long Island. "Así que vamos a usar la misma estructura, pero con nuevas herramientas", ha explicado.

El comisario, William Bratton, ha añadido que se desplegarán ocho unidades especiales de perros detectores de explosivos, una unidad conocida como perros 'de detección de estela de vapor', preparados para rastrear cualquier resto de explosivo en zonas con grandes multitudes, ya que tan sólo en East River, desde donde se puede ver el espectáculo de fuegos artificiales especial del 4 de Julio, se espera que se congreguen cerca de un millón de personas.

A diferencia de las unidades de perros rastreadores tradicionales, que detectan artefactos estáticos, los animales de esta unidad especial son capaces, gracias a un importante entrenamiento, de detectar partículas aéreas de explosivos después de que una persona que traslade o lleve un explosivo haya abandonado el área, incluso entre importantes muchedumbres.

SEGURIDAD EN AEROPUERTOS

Este mismo miércoles, un día después de que un atentado múltiple en el aeropuerto Atatürk de Estambul, en Turquía, el director general de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, John Brennan, afirmó que no le sorprendería que el autodenominado Estado Islámico llevara a cabo algún tipo de ataque en suelo estadounidense.

Ante este contexto, en el que la Inteligencia estadounidense confía cada vez más en que los atentados de Estambul, que dejaron al menos 41 muertos, fueron provocados por el grupo, las autoridades estadounidenses están elevando la seguridad en sus aeropuertos.

Algunos aeropuertos ya habían advertido de la posibilidad de un ataque de cara a la celebración del 4 de Julio, la fiesta nacional del país, o coincidiendo también con el Eid al Fitr, la festividad con la que se pone fin al mes sagrado musulmán del Ramadán. Otros, por su parte, prefieren reforzar la seguridad de los viajeros con una visible muestra de fuerza.

La Administración de Seguridad en el Transporte ha incrementado las medidas de seguridad en los grandes aeropuertos, entre ellos el JFK o el de LaGuardia, en Nueva York, o el de Hartsfield-Jackson en Atlanta, según ha informado NBC News.

En una entrevista con Yahoo News, Brennan reconoció su preocupación "desde el punto de vista de un profesional de la Inteligencia que ve las habilidades de Estado Islámico y su determinación de matar al mayor número de personas posible y llevar ataques en el exterior".

Si bien los recientes atentados de Estados Unidos --concretamente los de Orlando y San Bernardino-- no fueron perpetrados directamente por Estado Islámico, sí lo fueron por personas que se habían inspirado el grupo. En este contexto, Brennan cree que la organización aún seguirá intentando penetrar en el país.

"Si ves lo que ha ocurrido en el aeropuerto turco, eso fueron chalecos suicidas. No es difícil, a día de hoy, construir y fabricar un chaleco suicida", ha explicado el director de la CIA. "Así que si tienes un determinado enemigo y gente que no está preocupada por escapar, que lo van a hacer sabiendo que van a morir, eso complica realmente la estrategia en términos de prevención", ha añadido.

"No me sorprendería si DÁESH no intenta llevar algún tipo de ataque en Estados Unidos", ha advertido, utilizando el acrónimo en árabe para el grupo.

¿AMENAZAS DE ESTADO ISLÁMICO?

Si bien Miller ha asegurado que este año no se ha registrado ninguna amenaza concreta para el día del 4 de Julio, una cuenta de la red social Twitter vinculada al autodenominado Estado Islámico ha amenazado este viernes con llevar a cabo ataques contra aviones que "viajen desde Heathrow (el aeropuerto de Reino Unido) a Estados Unidos durante el fin de semana del 4 de Julio", la festividad nacional estadounidense.

En el mismo mensaje, ha advertido de que habrá "un artefacto" explosivo situado o en el aeropuerto de Heathrow o en los aeropuertos LAX (de Los Angeles) o JFK (de Nueva York), según ha indicado el portal SITE, que analiza la difusión de información yihadista en Internet.

Para leer más