Nuevas manifestaciones contra la reforma de las pensiones en Rusia

Manifestación cominista contra la subida de la edad de jubilación en Moscú
REUTERS / SERGEI KARPUKHIN
Publicado 02/09/2018 14:45:17CET

MOSCÚ, 2 Sep. (Reuters/EP) -

Miles de personas han salido este domingo a la calle en las principales ciudades de Rusia para manifestarse contra la reforma de las pensiones por la que se eleva la edad de jubilación a pesar de las promesas del presidente, Vladimir Putin, de que la reforma será suavizada.

Unas 9.000 personas se han manifestado en Moscú, a unos 2,5 kilómetros del Kremlin, según informa la ONG White Counter, una organización que se dedica a contabilizar a los manifestantes. La Policía de Moscú sitúa en 6.000 la asistencia. En la marcha destacaban las banderas rojas y las pancartas del principal convocante, el Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR).

Una de las pancartas más grandes reza "No confiamos en Rusia Unida", el partido de Putin, e incluye una imagen de un puño rojo golpeando a un oso polar, el logotipo de la formación oficialista. "Hoy nos manifestamos en toda Rusia para protestar contra esta reforma caníbal", ha destacado el dirigente comunista Gennadi Ziuganov en su intervención ante la multitud.

Ziuganov ha defendido subir la fiscalidad a los oligarcas rusos para recaudar más en lugar de elevar la edad de jubilación. En la marcha también se ha apoyado al candidato comunista a las elecciones a la Alcaldía de Moscú, previstas para el 9 de septiembre.

El partido Rusia Justa ha convocado una segunda manifestación en Moscú que ha reunido a 1.500 manifestantes más en contra de la reforma de las pensiones, según el recuento de la Policía de Moscú.

Este domingo se han producido manifestaciones en ciudades de todo el país, incluidas localidades siberianas como Novoribirsk y Vladibostok, según informa la agencia de noticias rusa Interfax.

El pasado miércoles Putin compareció en la televisión para anunciar que se implicaría personalmente en la introducción de cambios en el proyecto de reforma del sistema de pensiones presentado el 14 de junio, aunque destacó que éste era una "necesidad financiera". Concluyó su discurso pidiendo comprensión al pueblo ruso.

La propuesta planteaba elevar de 55 a 63 la edad de jubilación de las mujeres y Putin el miércoles planteó rebajar la subida para que las mujeres se jubilaran a los 60. En cambio la subida de la edad de jubilación para los hombres de 60 a 65 no fue modificada.

Las encuestas del Centro Levada apuntan a que la aprobación de Putin se sitúa en torno al 70 por ciento, pero ha caído unos 10 puntos desde que se planteó la reforma de las pensiones. El 90 por ciento de los rusos rechazan elevar la edad de jubilación.