El nuevo Gobierno en minoría de Kurz en Austria toma posesión

Swearing-in of the new Austrian Ministers in Vienna
Hans Klaus Techt/APA/dpa
Actualizado 22/05/2019 17:38:53 CET

El principal partido opositor reprocha al canciller que no haya habido contactos

VIENA, 22 (DPA/EP)

El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, ha tomado juramento al Gobierno en minoría encabezado por el conservador Sebastian Kurz después de que su coalición con el ultraderechista Partido de la Libertad (FPO) se haya roto a raíz de un supuesto caso de corrupción.

Mientras que los ministros del Partido Popular de Austria (OVP) han mantenido sus cargos, las plazas dejadas vacantes por los integrantes del FPO han sido cubiertas por expertos y altos funcionarios. También seguirá en el cargo la ministra de Exteriores, la independiente Karin Kneissl.

Así, el antiguo presidente del Tribunal Supremo Eckart Ratz será el nuevo ministro del Interior, mientras que la ejecutiva del control del tráfico aéreo Valerie Hackl ocupará la cartera de Transporte e Innovación, y el 'número dos' del Estado Mayor, Johann Luif, será ministro de Defensa.

En cuanto al Ministerio de Trabajo, Asuntos Sociales y Salud su nuevo titular será Walter Poeltner, un antiguo alto cargo ministerial jubilado. Además, el ministro de Finanzas, el conservador Hartwig Loeger, ha asumido el puesto de vicecanciller.

Austria está sumida en una crisis de gobierno después de que el pasado viernes viera la luz un vídeo grabado en 2017 en Ibiza en el que se ve al ya ex líder del FPO Heinz-Christian Strache negociando con representantes de un oligarca ruso la concesión de contratos públicos a cambio de donaciones al partido.

Strache fue apartado del cargo el sábado y este lunes Kurz hizo lo propio con el ministro del Interior, Herbert Kickl, para evitar posibles ingerencias en la investigación del escándalo, ya que este era tesorero del FPO en el momento en que se produjeron los hechos. La decisión llevó al FPO a retirar a todos sus ministros.

Kurz y Van der Bellen acordaron la celebración de elecciones anticipadas en septiembre, pero su gobierno en minoría podría caer antes, ya que partido Jetzt (ahora), una pequeña formación de izquierda, tiene previsto celebrar una moción de censura el lunes en el Parlamento.

El principal partido de oposición, los socialdemócratas del SPO, y el FPO no han descartado votar en contra de Kurz y apartarle del cargo. Un portavoz del SPO ha criticado al canciller por no haber hablado con la oposición para garantizar el futuro de su nuevo gabinete y le ha reprochado su "sorprendente falta de diálogo y respeto".

Por su parte, el canciller, de 32 años, ha indicado que no pondrá en marcha ninguna política de calado hasta las elecciones, pero no ha hecho ningún gesto conciliador hacia la oposición. "Creo que he cumplido mi responsabilidad" al formar un gobierno de expertos en solo unos días, ha defendido en declaraciones a la prensa Kurz.

Durante la ceremonia, Van der Bellen a instado al Gobierno interino que forje confianza y encuentre compromisos en el Parlamento. "Una democracia activa y madura no es solo impulsar las posiciones y programas propios", ha sostenido.

Contador

Para leer más