Publicado 09/04/2022 12:39

El 'número dos' del Gobierno de Hong Kong y favorito de Pekín, John Lee, presenta su candidatura a dirigir el territorio

El candidato oficialista de China a las elecciones de Hong Kong, John Lee
El candidato oficialista de China a las elecciones de Hong Kong, John Lee - ROBERT NG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESs) -

El hasta ahora 'número dos' del Gobierno de Hong Kong, John Lee Ka Chiu, ha presentado este sábado su candidatura a la jefatura ejecutiva del territorio como el gran abanderado de Pekín para mantener la política soberanista que tantas protestas ha desatado en los últimos meses.

Lee, de 64 años, dimitió recientemente de su cargo con el beneplácito de Pekín para comparecer a las elecciones del próximo 30 de junio.

En la rueda de prensa donde ha confirmado su participación, Lee ha apelado a su experiencia de Gobierno, con "45 años a las espaldas" y bajo el lema "Comenzando juntos un nuevo capítulo para Hong Kong".

Lee ha declarado que su decisión de postularse se debe a su lealtad al país, amor por Hong Kong y su sentido del deber hacia la gente de Hong Kong. "Los próximos cinco años serán clave para que la ciudad pase de la paz a la prosperidad", ha declarado, y "espera construir un Hong Kong enérgico, feliz, abierto, unido y pacífico".

"Este nuevo capítulo será una nueva sinfonía. Conmigo como director, cada miembro podrá aprovechar sus fortalezas para crear el efecto de sinergia. Juntos, tocaremos una pieza nueva y más espléndida para Hong Kong", ha añadido en declaraciones recogidas por la emisora de radio RTHK.

El ex 'número dos' de la ciudad ha reconocido no obstante la existencia de divisiones en el seno de la sociedad hongkongesa, en particular la disidencia que denuncia la intromisión de China en la autonomía territorial, una injerencia que culminó con la declaración de una ley de seguridad que prácticamente ha aniquilado a los opositores.

En este sentido Lee -- que ejerció precisamente de secretario de Seguridad -- adujo que su falta de "relación profunda" con ciertos sectores no eximirá a su gobierno de ser "justo" en relación a estas cuestiones, "sin otra carga que los intereses generales de Hong Kong en mente". También admitió que existen "diferencias en la sociedad" y que "reparar las divisiones sociales es un desafío para cualquier gobierno".

En rueda de prensa, el candidato eludió describirse como un "radical" pero defendió la represión ordenada por el Gobierno chino contra las protestas, que comenzaron en 2019 contra una ley de extradición de Hong Kong a China que atentaba, según la oposición, contra la independencia judicial del territorio.

"La forma en que manejo los diferentes problemas se basa en la naturaleza de los problemas mismos. En la saga del proyecto de ley de extradición hubo injerencia extranjera", declaró Lee usando el argumentario empleado por las autoridades chinas, "y el gobierno necesitaba manejarla de manera adecuada y eficaz".

Más información