El NYT dedica su primer editorial en portada en 95 años contra la "epidemia" de armas en EEUU

Actualizado 05/12/2015 10:28:07 CET
Editorial en portada del New York Times sobre el control de armas
NEW YORK TIMES

NUEVA YORK, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez en 95 años la edición en papel del diario estadounidense 'New York Times' ha abierto este sábado con un editorial en portada para pedir un mayor control de armas tras la reciente masacre de San Bernardino (California).

   "Que los civiles puedan adquirir armas específicamente diseñadas para matar gente con una eficacia y velocidad brutales es una vergüenza moral y una desgracia nacional", asevera el medio tras conocerse que los sospechosos de la masacre emplearon fusiles de asalto.

   "La atención y la rabia de los americanos debería ir dirigida a los líderes electos cuyo trabajo es mantenernos a salvo pero que se centran más en las bonificaciones monetarias y el poder político que otorga una industria dedicada a beneficiarse de la expansión sin control de armas de fuego cada vez más potentes", indica el editorial titulado 'La epidemia de las armas'.

   "Armas de fuego", prosigue, "deliberadamente publicitadas como herramientas de venganza 'para machotes' e incluso de insurrección". El diario dedica duras palabras a los políticos condicionados que se han limitado a ofrecer sus oraciones por los fallecidos al tiempo que se beneficiaban de las aportaciones económicas a sus campañas procedentes de organizaciones como la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

   "Oferecen sus oraciones para después, sin miedo a consecuencias, rechazar las restricciones más básicas contra armas de matanzas en masa, como hicieron el jueves", día de la tragedia.

   "Seamos claros: estos asesinatos en masa son, a su propio modo, actos de terrorismo", indica el medio norteamericano.

   Por ello, en un editorial casi sin precedentes por su posición, el 'New York Times' llama a la "ilegalización para el uso civil de ciertos tipos de armas, como los fusiles de asalto ligeramente modificados que se emplearon en California".

   "Es posible definir esas armas de una manera clara y eficaz y sí, sería necesario que los americanos que poseen este tipo de armas las entregaran por el bien de sus conciudadanos. ¿Qué momento mejor que el de unas elecciones presidenciales para demostrar, al fin, que nuestra nación conserva cierto sentido de la decencia?", concluye el medio.

Para leer más