Publicado 16/10/2015 23:08CET

Obama y Park ofrecen diálogo a Corea del Norte a cambio de la "desnuclearización"

Park Geun Hye y Barack Obama se reúnen en la Casa Blanca
JONATHAN ERNST / REUTERS

WASHINGTON, 16 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homóloga de Corea del Sur, Park Geun Hye, han ofrecido al régimen norcoreano la posibilidad de entablar de nuevo negociaciones si antes da pasos hacia la "desnuclearización", algo a lo que Kim Jong Un no parece dispuesto de momento.

Obama y Park han escenificado en la Casa Blanca la buena sintonía entre sus dos países, socios frente a una Corea del Norte a la que siguen percibiendo como amenaza. Tanto Washington como Seúl forman parte de un grupo ahora inactivo que, durante años, mantuvo un diálogo con Pyongyang.

A pesar de los desplantes de Kim Jong Un y de su aparente escalada industrial y bélica, ni Obama ni Park cierran la puerta al diálogo. "En el momento en el que Pyongyang diga que está interesado en revisar las sanciones y mejorar relaciones y esté preparado para tener una conversación seria sobre desnuclearización, estaremos en la mesa", ha afirmado el mandatario norteamericano.

Obama, no obstante, ha matizado que Corea del Norte todavía no ha llegado "a ese punto", toda vez que en el caso del régimen de Kim no se percibe la misma disposición que Estados Unidos sintió en el caso de Irán. Los iraníes, ha explicado, plantearon "un futuro sin armas nucleares".

Por su parte, Park ha subrayado la importancia de concertar esfuerzos en el ámbito internacional para lograr una solución a la potencial amenaza nuclear norcoreana. Sin embargo, ha recurrido a un refrán local para no dar nada por sentado: "Puedes llevar a un caballo al abrevadero, pero no puedes obligarle a beber agua".

ABANICO REGIONAL

Park ha adelantado que buscará un acercamiento con China y Japón en relación a la cuestión norcoreana en la cumbre tripartita que acogerá Seúl a principios de noviembre. La dirigente surcoreana ha estrechado lazos con China desde su llegada al poder, algo que ha levantado ciertas suspicacias en Estados Unidos.

Obama ha evitado entrar a valorar este acercamiento --ha dicho estar a favor de unas buenas relaciones entre Seúl y Pekín--, pero ha instado a Park a tomar partido frente a determinadas posiciones chinas que puedan contravenir leyes internacionales.

Sin decirlo abiertamente, Obama se estaría refiriendo a los movimientos en el mar de la China Meridional y de la China Oriental, motivo de preocupación para otros países de la región principalmente por los litigios fronterizos que siguen abiertos.

Para leer más