Actualizado 06/06/2009 17:03 CET

Obama y Sarkozy rinden tributo a los miles de caídos del Desembarco de Normandía en el 65 aniversario

CAEN (FRANCIA), 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Estados Unidos y Francia, Barack Obama y Nicolas Sarkozy, respectivamente, rindieron hoy tributo a los miles de militares caídos hace 65 años durante el Desembarco de Normandía, que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Junto a Obama y Sarkozy estuvieron el príncipe Carlos de Inglaterra, el primer ministro británico, Gordon Brown, y el jefe del Ejecutivo canadiense, Stephen Harper, que participaron en la ceremonia en el lugar donde están enterrados muchos de los caídos en presencia de unos 7.000 invitados, 5.700 por parte francesa y 1.300 por parte norteamericana.

Más de 150.000 tropas aliadas, la mitad de ellas estadounidenses, tomaron parte en la operación del conocido como Día-D el 6 de junio de 1944, a partir de lo cual las tropas del Tercer Reich se fueron replegando de la Francia ocupada. Las fuerzas aliadas aseguraron las playas en una costa en la que fallecieron unos 140.000 militares.

Como parte de los actos previstos, Obama pronunciará un discurso ante antiguos combatientes en el cementerio norteamericano de Colleville sur Mer, cerca de Caen.

Entre los veteranos que asisten a la ceremonia está el ex soldado británico Jim Tuckwell, de 86 años, quien declaró a la televisión CNN que estos actos ayudarán a los presentes a recordar a los compañeros caídos en el fragor de la batalla porque entonces "no hubo tiempo para llorarles".

Sarkozy impondrá la insignia de Oficial de la Legión de Honor a cuatro veteranos --un francés, un canadiense, un británico y un estadounidense-- y luego depositará una ofrenda floral ante el Memorial con el resto de los líderes.