Ocho muertos y 25 heridos en nuevos disturbios en Bagdad, Irak

Publicado 06/10/2019 20:53:42CET
Un manifestante desmayado durante las protestas contra la corrupción en Bagdad
Un manifestante desmayado durante las protestas contra la corrupción en Bagdad - REUTERS / WISSM AL-OKILI

BAGDAD, 6 Oct. (Reuters/EP) -

Al menos ocho personas han muerto y 25 más han resultado heridas en nuevos brotes de violencia entre manifestantes y fuerzas de seguridad en el este de Bagdad, la capital iraquí, según el último balance de la Policía y fuentes sanitarias.

Los disturbios se han concentrado en el barrio de Ciudad Sadr, una zona de mayoría chií, y elevan la cifra total de muertos a más de un centenar desde que comenzaron las protestas contra la corrupción, el paro y la falta de suministros, el pasado martes.

La Policía, apoyada por el Ejército, ha empleado munición real y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes en dos puntos de Ciudad Sadr, han informado fuentes policiales.

Este mismo domingo, un portavoz del Ministerio del Interior, el general Saad Maan, ha informado en una comparecencia televisada por la televisión pública de que se han contabilizado 104 muertos y más de 6.000 heridos estos seis días de protestas.

Entre los fallecidos hay ocho miembros de las fuerzas de seguridad, según Maan, que ha informado además de 51 edificios públicos y ocho sedes de partidos políticos incendiadas por los manifestantes.

Saad ha asegurado además que las fuerzas de seguridad en ningún momento han disparado directamente contra los manifestantes y ha condenado en nombre del Gobierno todos los ataques contra medios de comunicación tras difundirse noticias de ataques a oficinas de varios medios iraquíes e internacionales.

Las protestas comenzaron el martes, 1 de octubre, para denunciar la corrupción, el paro, la carestía de los productos básicos y las deficiencias en suministros básicos como electricidad y agua potable. Esta crisis representa el mayor reto al que se ha enfrentado el primer ministro, que accedió al poder hace un año con el apoyo de los partidos chiíes que gobiernan Irak desde la caída de Sadam Huseín en 2003.

Para leer más