Ohio aplaza sus ejecuciones hasta 2017 por problemas con las inyecciones letales

Actualizado 20/10/2015 4:19:10 CET
Ejecución, pena de muerte, inyección letal
REUTERS

NUEVA YORK, 20 Oct. (Reuters/EP) -

El estado estadounidense de Ohio ha ordenado este lunes retrasar todas las ejecuciones programadas hasta, al menos, el año 2017 ante la dificultad para obtener los medicamentos necesarios para las inyecciones letales, según ha informado el Departamento Correccional del estado.

"En los últimos años se ha vuelto muy difícil conseguir estos medicamentos debido a las severas restricciones de suministro y distribución", ha reconocido el organismo a través de un comunicado. Ohio, que no ha ejecutado a ningún preso desde enero de 2014, había planeado once ejecuciones para 2016 --que finalmente tendrán que ser pospuestas--.

Ohio y otros estados en los que se aplica la pena de muerte han estado luchando para encontrar sustancias químicas para las inyecciones letales durante los últimos años, después de que las compañías farmacéuticas, la mayoría ubicadas en Europa, prohibiesen las ventas de medicamentos para su uso en las ejecuciones por razones éticas.

Ohio decidió dejar de usar la combinación de los medicamentos hidromorfona y midazolam para las inyecciones letales, después de que el reo Dennis McGuire convulsionase durante más de veinte minutos antes de morir, en un suceso que tuvo lugar en enero de 2014.