27 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/05/2018 16:52:35 CET

La OMS ultima el envío de vacunas a RDC para responder al brote de ébola

Trabajadores sanitarios combaten el nuevo brote de ébola en RDC
REUTERS / STRINGER .

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara ya para el peor escenario ante el brote de ébola detectado en una zona remota de la provincia congoleña de Equateur y espera recibir en pocos días la luz verde del Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) para enviar las primeras vacunas.

El director adjunto de la OMS para Respuesta a Emergencia, Peter Salama, ha llamado a no bajar la guardia durante una comparecencia ante los medios en Ginebra en la que ha planteado la posibilidad de que el brote llegue también a una gran ciudad, lo que complicaría la tarea de contención.

Actualmente, la organización considera "moderado" el riesgo de que la enfermedad se extienda, pero mantiene contactos con las autoridades locales para poder enviar en unos días vacunas experimentales. Salama, no obstante, ha advertido de que su uso es complicado y no elimina completamente el riesgo, según la agencia Reuters.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha informado en su cuenta de Twitter de que el jueves habló por teléfono con el ministro de Sanidad congoleño, Oly Ilunga, para hablar de la respuesta. "Hemos acordado enviar vacunas cuanto antes para que se pueda salvar vidas", ha explicado.

El Gobierno informó el jueves de la primera víctima mortal ya confirmada por la enfermedad, si bien días antes había admitido que había hasta 17 fallecimientos considerados sospechosos. Entre los posibles pacientes también se incluirían a trabajadores sanitarios que atendieron a los primeros enfermos.

El director principal hospital de Bikoro ha confirmado este viernes a la agencia Reuters la entrada de un nuevo caso sospechoso, si bien no existe un balance exacto de los niveles que podría haber alcanzado el brote o de los contactos que habrían mantenido los posibles enfermos.

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha subrayado en un comunicado la importancia de una "respuesta temprana coordinada" para contener el brote y, con este objetivo, ha anunciado que la organización destinará 2 millones de dólares del Fondo Central de Respuesta a Emergencia (CERF) para sufragar las primeras necesidades humanitarias.

El dinero irá a parar tanto a agencias de Naciones Unidas como a otros socios para llevar a cabo una serie de "actividades urgentes" entre las que figuran el tratamiento de paciente, la vigilancia de las comunidades afectadas, el entierro "seguro y digno" de los fallecidos y tareas de sensibilización.

La zona cero de la epidemia es Bikoro, unos cien kilómetros al sur de la capital de la provincia Equateur. Un equipo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) compuesto por diez médicos, un especialista en higiene y otro experto en comunicación comunitaria han llegado a la capital, Mbandaka, para realizar un primer análisis y lanzar el "plan de respuesta".

El representante de UNICEF en la RDC, Gianfranco Rotigliano, ha subrayado que la agencia "estará al lado del Gobierno" para responder a la emergencia y él mismo tiene previsto verse este sábado con el ministro de Sanidad y el representante en la zona de la Organización Mundial de la Salud.

En el marco de un primer despliegue, UNICEF ha enviado 45 kilos de cloro, cinco pulverizadores, 50 kilos de jabón y 28.000 pastillas purificadoras de agua, así como 600 carteles y 6.000 folletos con información clave sobre las medidas de prevención necesarias para evitar contraer la enfermedad.

ALERTA REGIONAL

Con este, ya son nueve los brotes de ébola registrados en República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus precisamente en este país en 1976. La facilidad con la que se contagia la enfermedad la hace especialmente peligrosa, como quedó de manifiesto entre 2013 y 2016, cuando una epidemia se cobró más de 11.000 vidas en África Occidental --Liberia, Sierra Leona y Guinea--.

La OMS ha recomendado a nueve países de la zona que extremen las precauciones, ante la posibilidad de que el último brote congoleño pueda cruzar las fronteras. En Uganda, el Gobierno ya ha ordenado que todos los viajeros procedentes de la RDC con posibles síntomas de ébola sean analizados, según el periódico 'Daily Monitor'.