Las ONG denuncian que el bloqueo aéreo a Saná es una "sentencia de muerte" para miles de personas

Publicado 05/08/2019 13:16:24CET
Personas cargando a un enfermo en Saná, Yemen
Personas cargando a un enfermo en Saná, Yemen - REUTERS / MOHAMED AL-SAYAGHI - Archivo

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los tres años de bloqueo aéreo a Saná por parte de la coalición saudí han supuesto una "sentencia de muerte" para miles de personas que no han podido salir del país a recibir los tratamientos pertinentes para múltiples enfermedades, según han alertado el Comité Noruego de Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) y la organización humanitaria CARE.

El Ministerio de Sanidad de la zona rebelde de Yemen, con sede en Saná, estima que 32.000 muertes en los últimos tres años se han producido a causa de este bloqueo, ya que alrededor de 7.000 personas viajaban anualmente al extranjero por motivos médicos.

NRC y CARE han exigido en repetidas ocasiones a la coalición saudí que levante la prohibición sobre el aeropuerto de Saná para permitir la entrada de ayuda humanitaria y la salida de enfermos, ya que "no hay justificación para no dejar salir a civiles muy enfermos para buscar tratamientos que podrían salvarles la vida", según el director de NRC en Yemen, Mohammed Abdi.

El sistema de sanidad yemení se ha visto duramente afectado por la guerra, que ya dura cuatro años. En este momento ni la mitad de los centros de salud están plenamente operativos y el material que se utiliza está obsoleto y necesita urgentemente repuestos. La importación de medicinas se ha frenado prácticamente por completo tanto en el aeropuerto de Saná como en el puerto de Hodeida, produciendo una escasez que eleva los precios hasta el punto de que la mayoría de la población no tiene acceso a los medicamentos más básicos.

La situación actual de bloqueo deja a los enfermos con una sola opción para salir del país a buscar tratamiento, a través de la zona controlada por el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, lo que supone un viaje por carretera de más de 15 horas que muchos enfermos no pueden ni costear ni aguantar en buenas condiciones.

Abdo Ahmen Mohammed Qassem, un profesor yemení de 47 años con seis hijos, concedió en enero una entrevista a NRC contando las dificultades por las que pasaba intentando salir del país para recibir atención médica debido a una patología del hígado. "Incluso ocho horas de viaje son demasiado para alguien en mi estado, ya que empezaría a retener fluidos en las piernas y en el estómago. Es difícil viajar a Adén y realizar el procedimiento previo al viaje (obtener pasaportes, visas y autorización de viaje)" declaró. Qassem murió el 19 de junio.

La resolución 2451 del Consejo de Seguridad de la ONU urge a ambas partes del conflicto a cooperar con el enviado especial para reabrir el tráfico aéreo en las mejores condiciones de seguridad, pero no se han observado progresos en el tema. También NRC y CARE han instado a las partes enfrentadas a la cooperación así como a varios países para que ejerzan presión a ambos bandos para que dejen de lado la lucha política sobre el aeropuerto y dejen al menos pasar ayuda humanitaria.