La ONU advierte de que cuatro millones podrían quedar en riesgo de hambruna en Yemen si continúa el desplome del rial

Un niño entre los escombros de una casa destruida en un bombardeo en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Publicado 05/10/2018 21:42:32CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Yemen, Lise Grande, ha advertido este viernes de que hasta cuatro millones de personas podrían quedar en riesgo de hambruna si continúa el desplome del rial, que ha provocado un alza de los precios de los productos básicos en el país.

"Yemen hace ya frente a la peor crisis humanitaria en el mundo. Desde hace años, innumerables personas han sobrevivido con lo mínimo", ha dicho en su comunicado, en el que ha recalcado que "cuando el precio del trigo o del aceite o la leche aumenta en los mercados, incluso un poco, el impacto es catastrófico e inmediato".

Así, ha manifestado que "familias que han sido capaces de comprar de alguna manera lo que necesitan de pronto ya no pueden hacerlo", al tiempo que ha indicado que "si el rial mantiene su espiral de caída, entre 3,5 y cuatro millones de yemeníes podrían caer a condiciones previas a la hambruna".

Grande ha recordado que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) entrega ya ayuda alimentaria junto a sus socios a cerca de ocho millones de personas cada mes.

"La situación es ya insoportable. Será irreversible a menos que se haga algo para salvar el rial", ha remachado Grande. Según datos de la ONU, 22 millones de personas --el 75 por ciento de la población-- requieren algún tipo de ayuda humanitaria.

Por ello, el organismo internacional y sus socios piden 3.000 millones de dólares para su Plan de Repuesta Humanitaria en 2018, del que hasta el momento se ha recaudado el 65 por ciento.

Los precios de los productos básicos han aumentado drásticamente en el último mes, lo que ha provocado que el coste de la comida básica para una familia haya aumentado un once por ciento, mientras que el combustible lo ha hecho un 45 por ciento y el aceite de cocina lo ha hecho en un 200 por ciento en algunas zonas.

El rey Salman de Arabia Saudí ordenó el martes una "donación" de 200 millones de dólares al Banco Central de Yemen para "apoyar la posición financiera" de este país, que vive sumido en una guerra desde hace más de tres años y medio.

El nuevo desembolso se suma a los ya realizados hasta la fecha, de unos 3.000 millones de dólares, y tiene como objetivo "ayudar a aliviar la carga económica del pueblo hermano yemení", según informó en una escueta nota la agencia estatal de noticias saudí, SPA.

Riad interviene militarmente en el conflicto yemení desde marzo de 2015, cuando se puso al frente de una coalición regional para apoyar al Ejecutivo de Abdo Rabbu Mansur Hadi. Juntos luchan contra los rebeldes huthis, que aspiran a derrocar al Gobierno y cuentan con apoyo de Irán.

Al margen de una crisis humanitaria sin precedentes, la guerra también ha provocado el colapso económico de un país en el que los funcionarios llevan más de dos años sin cobrar.

La divisa local también se ha desplomado y la semana pasada se cambiaba cada dólar por 700 riales, cuando a principios de año la tasa de cambio era de unos 400.