La ONU alerta de que el secuestro de niños se ha convertido en una "tendencia alarmante" en los conflictos

Publicado 12/06/2015 7:46:43CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de Naciones Unidas ha alertado este jueves de que el secuestro de niños y otros civiles se ha convertido en una "tendencia alarmante" en las situaciones de conflicto durante 2014.

"Los secuestros han surgido como una tendencia alarmante al alza que están siendo usados de muchas formas nuevas, incluida como táctica para aterrorizar o atacar a grupos étnicos y comunidades religiosas", ha dicho la representante especial para Niños y Conflicto Armado, Leila Zerrugui.

"El drástico incremento en el número de secuestros resalta la necesidad de que elevemos nuestra atención sobre estas violaciones mientras intentamos fortalecer las herramientas que tenemos para proteger a los niños durante conflictos armados", ha agregado.

En su informe, el organismo internacional ha destacado que la violencia extrema "ha aumentado de forma dramática" durante 2014, lo que se ha visto acompañado por un importante incremento de las violaciones graves cometidas contra niños.

"Niños han muerto y han sido mutilados, y han hecho frente a otras violaciones graves, como resultado de los ataques contra escuelas por parte de grupos extremistas que tratan de imponer su ideología a la comunidad en general", ha manifestado la ONU.

Asimismo, ha recogido que "la respuesta militar por parte de los estados a la violencia extrema ha resultado en un incremento de las violaciones graves contra los niños".

Por otra parte, ha indicado que otra área de preocupación tiene que ver con la detención de niños en relación con su presunta vinculación con grupos extremistas, recordando que deben ser tratados principalmente como víctimas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, denunció hace pocos días que en los conflictos de República Centroafricana, Irak, Israel y los territorios palestinos, Nigeria, Sudán del Sur y Siria, "los niños están siendo afectados hasta un grado que es un insulto para nuestra humanidad común".

En el informe, que abarca al menos 23 situaciones, destaca los cinco conflictos más mortíferos para los niños: 710 murieron en Afganistán; 679 en Irak; 557 en Palestina; 368 en Siria y 197 en Darfur en 2014. Aunque, como en el caso de Israel y los territorios palestinos, no todos los grupos o ejércitos han sido incluidos en la lista negra.

El informe de la ONU incluye en esta lista a grupos o ejércitos que "reclutan a niños; los matan o mutilan; los violan y otras formas de violencia sexual, además de aquellos que participan en ataques sobre hospitales o colegios".

Con este criterio, en la lista se incluyen a grupos armados involucrados en los conflictos de Afganistán, Birmania, Colombia, Filipinas, Irak, Malí, Nigeria, República Democrática del Congo, Siria, Sudán, Sudán del Sur y Yemen. Y a las Fuerzas Armadas, nacionales o regionales, de Afganistán, Birmania, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen.

Para leer más