La ONU expresa su preocupación ante una posible escalada de la violencia en Burundi

Publicado 05/06/2015 3:05:00CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, se ha mostrado "preocupado" ante una posible escalada de la violencia en Burundi y ha vuelto a hacer un llamado a la calma y a la moderación.

A través de un comunicado, Ban ha reclamado a las autoridades del país africano que respeten sus compromisos internacionales con respecto a los Derechos Humanos. En este sentido, pide que se aseguren de que las fuerzas de seguridad evitan el uso de la fuerza excesiva en las protestas.

Por su parte, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU han instado a las partes involucradas a alcanzar un acuerdo sobre un nuevo calendario electoral, reinstalar la actividad de los medios de comunicación privados y proteger los derechos civiles y humanos.

En la sesión de este jueves han participado el enviado especial del organismo internacional en la región de los Grandes Lagos, Said Djinnit, y el asesor especial para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, quien visitó Burundi el 30 y 31 de mayo.

Las autoridades de Burundi han decidido aplazar las elecciones legislativas previstas para este viernes, después de más de un mes de protestas multitudinarias y de un golpe de Estado fallido por la intención del presidente, Pierre Nkurunziza, de presentarse a un tercer mandato.

Las movilizaciones comenzaron el pasado 26 de abril en el país africano y, según activistas, han dejado ya más de 30 muertos. Ban Ki Moon ha denunciado la violencia en el país y advierte de que "los responsables de violaciones de los Derechos Humanos deberán rendir cuentas".

El secretario general de la ONU sigue en contacto con los líderes regionales sobre la crisis política en el país, con el objetivo de crear condiciones favorables a la celebración de elecciones pacíficas e inclusivas en Burundi, como por ejemplo, el desarme de todos los grupos de niños soldado afiliados a las partes enfrentadas.

Desde principios de abril, casi 100.000 burundeses han salido del país, según cálculos de la ONU. Al mismo tiempo, una epidemia de cólera, que ha azotado a los refugiados acampados a las orillas del Lago Tanganica en Tanzania, sólo ha empeorado la situación.

Para leer más