La oposición eleva a 268 el número de civiles muertos durante las protestas en Sudán

Publicado 20/07/2019 19:59:54CET
Manifestación de la oposición en Jartum
Manifestación de la oposición en JartumREUTERS / UMIT BEKTAS

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 268 sudaneses murieron durante las protestas que desencadenaron la caída del dictador sudanés Omar Hasán al Bashir el pasado 11 de abril y las subsiguientes manifestaciones contra la junta militar que asumió el control para que cediera el poder a un gobierno de transición civil, según un informe publicado este viernes por la organización del Sindicato Legítimo de Doctores de Sudán, un grupo opositor.

"Doscientos sesenta y ocho mártires han pagado sus vidas por la revolución desde su estallido el 19 de diciembre de 2018", ha asegurado el informe, que ha achacado la mayoría de los fallecimientos a las fuerzas de seguridad, comenzando por las milicias de las Fuerzas de Intervención Rápida (RSF, por sus siglas en inglés), afines a la junta.

El informe apunta que entre los fallecidos también hay personas apuñaladas, muertas a golpes o quemadas vivas. Entre ellos, añade el grupo, hay 28 niños menores de 16 años e incluso un niño de tres años, de acuerdo con el informe recogido por el 'Sudan Tribune'.

Las víctimas mortales han sido identificadas en 20 localidades del país. Trece personas murieron en la ciudad de Gedaref, (estado de Gadaref), nueve en Zalingei y ocho en Dalej (estado de Darfur Central).

Además se tiene constancia de al menos seis víctimas en cada una de las ciudades siguientes: Atbara (estado del río Nilo) Rabak (estado del Nilo Blanco) Karima, (estado del Norte), cuatro personas murieron en Kassala (estado de Kassala) y el mismo número en Nyala (Darfur del Sur), mientras que 3 personas murieron en la ciudad de Alobeidiya (Estado del río Nilo).

Dos personas murieron en las siguientes localidades: Aljazeera Abba (estado del Nilo Blanco), dos en el estado de Kordofán del Sur, Al Obeid (estado de Kordofan del Norte), Al Hasahisa y Madani (ambas en el estado de Al Gezira), Suki (Estado Sennar) y finalmente un fallecido en Berber (estado del río Nilo) y otro Jashm Al Qirba (estado de Kassala).

MEDIO CENTENAR DE MUERTOS EN LA SENTADA

El informe ha confirmado además al menos 50 muertos durante la dispersión en junio de una sentada organizada frente al Ministerio de Defensa en la capital, Jartum, el incidente singular más violento desde el inicio de las manifestaciones.

Otras 128 personas murieron en la capital en la semana del 3 al 10 de junio de 2019.

"El número de mártires puede aumentar y ser mayor que el número observado hasta ahora, ya que la atrocidad de matar a los manifestantes y la cantidad de personas desaparecidas hacen creer que se puede encontrar más", según el informe.

El Ministerio de Salud sudanés calculó el número de muertos del ataque del 3 de junio en 61, mientras que los militares han reconocido que las milicias -- a las que grupos civiles acusan de atrocidades y violaciones -- se desempeñaron con fuerza excesiva y han prometido una investigación.

Para leer más