La oposición ganaría a Lula si hubiera elecciones hoy, según una encuesta

Publicado 27/08/2015 17:50:58CET
Lula Da Silva, ex presidente de Brasil
WIKIMEDIA

RÍO DE JANEIRO, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Partido de los Trabajadores (PT) ha llegado a tal punto de desgaste que incluso si presentara como candidato a su figura más valorada, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, perdería las elecciones ante cualquier candidato del principal partido de la oposición, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Así lo asegura una encuesta del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) divulgada este jueves, que detalla que si hoy hubiese una segunda vuelta entre Lula y el posible candidato del PSDB Aécio Neves, este último vencería por 50% a 31%.

Habría un 15% de votos blancos y un 4% de indecisos; una diferencia cuatro veces mayor que en junio, cuando Neves vencería por 48% a 33%, lo que certifica la línea descendente de la popularidad del PT, afectado por los malos datos económicos y los escándalos de corrupción.

Si el PSDB presentara como candidato al gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckim, también ganaría --41% frente al 37% de Lula-- mientras que si el candidato fuera José Serra ganaría por 43% a 36%. Tanto Serra como Alckim ya se enfrentaron a Lula en anteriores citas electorales y perdieron estrepitosamente.

Según las entrevistas realizadas por el Ibope, tan solo el 51% de los que votó a Rousseff el pasado mes de octubre votaría ahora a Lula, y un 29% de los electores de la actual presidenta ahora votarían a cualquier candidato de la oposición.

Aunque aún faltan más de tres años para las elecciones presidenciales de 2018 el país vive tal clima de inestabilidad política que ya empiezan las conjeturas sobre el futuro: por el momento el PSDB mantiene como líder a Neves aunque puede que cambie en el futuro, mientras que el PT apuesta internamente por Lula.

Lula, que sigue teniendo un papel activo en la política brasileña, no ha anunciado públicamente que se presentará en las próximas elecciones, aunque sí que lo ha insinuado en varias ocasiones. En el PT confían en el que hasta hace poco era el presidente más querido de la historia de Brasil.