El opositor CNRI acusa a Irán de gestionar una instalación nuclear "secreta" en los alrededores de Teherán

Publicado 25/02/2015 7:45:09CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) ha acusado este martes al Gobierno iraní de gestionar una instalación subterránea "secreta" de enriquecimiento de uranio en los alrededores de la capital, Teherán.

El subdirector de la oficina del grupo en Estados Unidos, Alireza Jafarzadeh, ha subrayado que la existencia de las instalaciones, conocidas como Lavizan-3, era "desconocida" y que ha sido descubierta "gracias a años de trabajo detallado por parte de la oposición".

Así, ha detallado que la Organización de los Muyaidines del Pueblo de Irán (PMOI) ha obtenido información de Inteligencia "de fuentes del régimen iraní" y ha mostrado varias imágenes por satélite del lugar en el que presuntamente se encuentran las instalaciones.

Jafarzadeh ha acusado al Gobierno iraní de estar "engañando" a la comunidad internacional al asegurar que está actuando con transparencia en el marco de las conversaciones sobre su programa nuclear y de intentar avanzar en su proyecto de conseguir armas nucleares, algo que Irán rechaza tajantemente.

"Si Estados Unidos es serio en sus intentos de evitar que Irán se haga con armas nucleares, debe condicionar las conversaciones a una inspección del lugar por parte de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA)", ha valorado.

El CNRI, fundado en Francia en 1981, es una coalición integrada por cinco grupos opositores, el mayor de los cuales es el PMOI, también conocido como Mujahidin-e-Khalq (MEK).

El grupo, considerado como una organización terrorista por Irán y excluido de su lista de grupos terroristas por Estados Unidos en septiembre de 2012, aboga por el derrocamiento del actual gobierno iraní y ha lanzado múltiples ataques armados contra el país en las últimas décadas.

El PMOI participó activamente en la revolución iraní de 1973 y llevó a cabo diversos ataques a edificios del gobierno, robo de bancos, asesinatos a funcionarios importantes y secuestro de extranjeros. Durante dicha época, el grupo mantuvo un discurso islamista chií mezclado con una adaptación de la ideología marxista revolucionaria.

Sin embargo, poco después del éxito de la revolución, las nuevas autoridades comenzaron a perseguir al PMOI, que se distanció políticamente del Gobierno. En 1986, Masud Rajavi alcanzó un pacto con el entonces presidente de Irak, Sadam Hussein, en ese momento en guerra contra Irán, lo que terminó de distanciar las posturas entre ambas partes.

Durante el conflicto entre Irán e Irak, el PMOI participó del lado iraquí y lanzó ataques contra territorio iraní, lo que fue utilizado por Teherán para lanzar una campaña contra el grupo y reducir su apoyo social en el interior del país.

Pese a que Irak proporcionó cobertura al PMOI y respaldó sus ataques contra Irán, la caída de Hussein y la llegada al poder de Nuri al Maliki cambió su situación en Irak, ya que desde entonces pasaron a ser vistos como una organización terrorista.

Desde entonces Bagdad ha solicitado la expulsión del grupo del país, algo que no se ha llevado a cabo debido el respaldo de Washington al grupo, en el marco de su política de alianzas contra Irán.

Para leer más