Actualizado 31/12/2007 07:08 CET

O.Próximo.- Francia presiona a Siria para que colabore con la elección del presidente de Líbano

EL CAIRO, 31 Dic. (EP/AP) -

Francia ha decidido congelar las conversaciones con Siria hasta que no muestre la intención de permitir que Líbano elija un nuevo mandatario, afirmó el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy en una rueda de prensa en El Cairo tras la reunión con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Las diferencias entre el Gobierno pro-occidental del primer ministro, Fuad Siniora, y la oposición encabezada por Hezbolá para designar al nuevo mandatario provocan que todavía no se haya llegado a un acuerdo entre ambas partes y muchos países comienzan a acusar a Damasco de interferir en el proceso.

"No habrá más contacto con Siria hasta que recibamos alguna prueba de su intención de permitir a Líbano designar un presidente", afirmó Sarkozy. "Francia tomó la responsabilidad de establecer negociaciones con Siria, pero Siria debe hablar menos y actuar más, ya que nos hemos dado cuenta de que no podemos permanecer así durante mucho más tiempo", sentenció el presidente francés. Francia, antigua potencia colonial en el Líbano, ha intentado mediar entre los políticos libaneses al tiempo que ha implorado a Siria a que coopere a ello. Para ello Sarkozy se reunió a principios de diciembre con el presidente sirio, Bashar Assad, y "facilitarle" el proceso de elección en Líbano.

Por su parte Siria ha negado haber mediado en el proceso de elección del mandatario en Líbano y ha acusado a Francia de trabajar conjuntamente con Estados Unidos, ya que considera que este último país está tratando de manipular el proceso político de las elecciones para sus propios intereses, acusación que Washington niega.