O.Próximo.- Noruega cierra su representación diplomática en los territorios palestinos ante las amenazas recibidas

Actualizado 02/02/2006 17:55:40 CET

OSLO, 2 Feb. (EP/AP) -

Noruega ha suspendido todas las actividades de su representación diplomática en los territorios palestinos después de haber recibido amenazas por la publicación en un períodico noruego de caricaturas del profeta Mahoma, explicó el portavoz del Ministerio de Exteriores, Rune Bjaastad.

El ministro confirmó que la oficina de Al Ram ha sido cerrada al público. "Ha habido amenazas de dos grupos palestinos, la Comisión de la Resistencia Popular y las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, contra diplomáticos daneses, franceses y noruegos", dijo a AP.

El ministro también consideró la posibilidad de evacuar a los 24 miembros del personal y a sus familias. En la ciudad de Gaza, varios pistoleros se han posicionado en frente de las oficinas de la Comisión Europea, amenazando a ciudadanos de Francia, Noruega, Dinamarca y Alemania, hasta que los cuatro gobiernos de los respectivos países presenten sus disculpas.

Se da la circunstancia de que Noruega no es miembro de la Unión Europea y es uno de los mayores donantes de los territorios palestinos, aparte de que medió secretamente en las conversaciones del ahora fallido Acuerdo de Oslo en 1993.

Los dibujos fueron publicados en septiembre por un períodico danés, y en enero la revista noruega 'Magazinet' las volvió a publicar, provocando una ola de amenazas contra su persona y la revista.

Vebjoern Selbekk, el editor de la revista, lamenta las consecuencias que dichos dibujos han tenido, que se han traducido en amenazas, pérdidas económicas y boicots. "¿Tenemos que considerar todas las posibles consecuencias que se deriven del derecho a la libertad de expresión?, dijo Selbekk, el cual precisó que su intención no era herir ni ofender a los musulmanes, y a los que ha presentado sus disculpas por lo ocurrido.

"Mi intención era empezar un debate donde las cuestiones del Islam pudieran ser discutidas y criticadas en Noruega. No obstante, la libertad de expresión ha perdido, ya que muchos editores tienen miedo ahora a debatir sobre el Islam", explicó.