Orbán ofrece su perdón al Partido Popular Europeo

Publicado 14/03/2019 16:26:08CET
CONTACTO - Archivo

BUDAPEST, 14 Mar. (Reuters/EP) -

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ha enviado una carta de perdón a las trece formaciones que pidieron la expulsión del Fidesz del Partido Popular Europeo (PPE), en la que asegura que no se refería a ellos cuando tildó de "tontos útiles" a sus críticos. Las disculpas no han convencido a todos los miembros, pero era uno de los requisitos para evitar su salida.

Hasta 13 partidos de la familia del PPE, el grupo mayoritario en el Parlamento Europeo, han reclamado la expulsión del partido gubernamental húngaro Fidesz por su campaña contra Bruselas debido a sus políticas migratorias y por su deriva autoritaria.

A todos ellos les ha mandado Orbán una carta en la que pide disculpas por su comportamiento. El líder de los democristianos flamencos, Wouter Beke, ha publicado en Twitter la misiva que ha recibido, en la que le pide que reconsidere su petición de expulsión. Según un portavoz del Gobierno húngaro, los otros doce implicados han recibido misivas similares.

"No es ningún secreto que ha habido serios desencuentros en el tema migratorio, en la protección de la cultura cristiana y sobre el futuro de Europa", reza la carta de Orbán, "como tampoco es un secreto que no queremos cambiar nuestra postura sobre estos temas".

"A pesar de esto, no considero razonable solventar estos desacuerdos con la expulsión de un partido de una familia política. Por lo tanto, pido respetuosamente que reconsidere su propuesta de expulsión, si fuera posible", afirma la carta.

Orbán también se ha disculpado por tildar de "tontos útiles" a sus críticos, una expresión que ha afirmado tomar prestada de Lenin y con la que quería referirse a políticas y no a políticos con nombre y apellidos. Aún así, ha pedido perdón si a alguien le "ofenden personalmente" sus palabras.

El belga Wouter Beke ya ha asegurado que las disculpas no son suficientemente buenas: "Acepto las disculpas, pero esto no es una ofensa a Wouter Beke. Es sobre el respeto a los valores europeos y una mejor cooperación para proteger las fronteras exteriores de la UE. No veo ningún cambio aquí. El CD&V se mantiene en su postura: no hay lugar para el Fidesz en el PPE".

NO HAY ESPERANZA

La disculpa de Orbán por insultar a sus compañeros del PPE era una de las condiciones que el líder del grupo y candidato a suceder a Juncker en la Comisión Europea, Manfred Weber, había puesto para que el Fidesz pueda continuar en el PPE.

La retórica nacionalista de Orbán y sus choques con Bruselas han enrarecido su situación dentro del Partido Popular Europeo. No obstante, el interés es recíproco porque el Gobierno de Budapest se beneficia del paraguas que le ofrece su pertenencia al grupo mayoritario ante las investigaciones de la Comisión por las supuestas vulneraciones del Estado de derecho y el PPE suma un buen puñado más de escaños antes de las elecciones europeas.

Dos miembros del PPE en la Eurocámara que apoyan la expulsión del Fidesz han asegurado a Reuters que el escenario central ahora es que siga en el grupo. "He perdido la esperanza", ha asegurado uno de ellos. "Al principio parecía que las peticiones de Weber eran auténticas y no había manera de que las cumpliese, pero ahora Weber está planeando la manera de librar a Orbán", ha señalado.

Además del perdón y del final de la campaña contra Bruselas, la tercera condición de Weber es que Orbán cese su hostigamiento a la Universidad Central Europea (CEU), vinculada a George Soros. El centro educativo tuvo que mover parte de su actividad a Viena.

Este jueves, la CEU ha agradecido a Weber sus esfuerzos para ayudar a la universidad, pero ha recalcado que necesita "garantías legales" y un compromiso "legalmente vinculante" de Orbán para que pueda reanudar todas sus actividades en Budapest.

Según todos los sondeos, los partidos contrarios a la migración y anti-establishment van a aumentar su presencia en la Eurocámara en las elecciones de mayo, principalmente a expensas de los partidos tradicionales como el PPE, que aún así seguiría siendo el grupo con más escaños en el Parlamento.

Para leer más