Publicado 20/11/2020 11:57CET

Orban ve "posible" resolver el bloqueo de Hungría a los fondos de la UE: "Es cuestión de voluntad política"

Viktor Orban, primer ministro de Hungría
Viktor Orban, primer ministro de Hungría - Zucchi-Enzo/European Council/dpa - Archivo

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha asegurado que hay "muchas soluciones posibles" al bloqueo de las negociaciones presupuestarias de la UE y ha asegurado que "solo es cuestión de voluntad política", un día después de la reunión telemática con otros jefes de Estado y de Gobierno europeos.

Hungría, junto con Polonia, se niega a ratificar el Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027 y el fondo de recuperación por el nuevo mecanismo de ayudas, que vincula el desembolso de los fondos europeos al respeto al Estado de Derecho.

Orban ha afirmado este viernes en una entrevista radiofónica que no es la primera vez que el debate "se va a los extremos", pero no ve insalvables las diferencias. No obstante, ha advertido de que Bruselas quiere forzar a Budapest a aceptar algo a lo que no está dispuesta, según los extractos de la entrevista difundidos por el Gobierno.

"Quieren hacerlo de una forma en la que, en lugar de que sea por unanimidad, las cuestiones se decidan con una mayoría cualificada, de dos tercios", ha dicho, en alusión a las posibles alternativas que se barajan para sortear la falta de consenso entre los Veintisiete.

Sin el visto bueno unánime de todos los Estados miembros, ni el presupuesto de la UE ni el plan anticrisis pueden salir adelante, lo que pone en peligro no solo las cuentas europeas sino también el fondo de 750.000 millones de euros diseñado para relanzar las economías más golpeadas por la crisis.

En cualquier caso, Orban ha insistido en que Hungría no necesita de los fondos europeos para seguir adelante con sus proyectos --"podemos pedir préstamos sin Bruselas", ha apuntado--. El dirigente ultraconservador ha subrayado que la economía húngara "tiene unas bases muy sólidas", al contrario de lo que habría ocurrido tras la crisis de 2008.

Orban y su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, defendieron el jueves sus posiciones en la videoconferencia de líderes. La discusión sobre este tema duró apenas un cuarto de hora, porque tras los mandatarios húngaro y polaco solo se pronunció el esloveno Janez Jansa.

Contador

Para leer más