Las organizaciones amplían sus peticiones al Gobierno colombiano y plantean el diálogo con el ELN

Publicado 29/11/2019 16:54:29CET
Protestas contra el Gobierno en Colombia
Protestas contra el Gobierno en Colombia - Sergio Acero/colprensa/dpa

BOGOTÁ, 29 Nov. (Reuters/EP) -

Los organizaciones sociales convocantes de las últimas protestas contra el Gobierno de Colombia han planteado nuevas exigencias al presidente, Iván Duque, para entablar un proceso de diálogo y que incluyen, entre otras cuestiones, explorar la posibilidad de reanudar la negociación de paz con la guerrilla del ELN.

Las protestas, protagonizadas por sindicatos, estudiantes y otras organizaciones sociales, comenzaron hace nueve días con marchas en las que participaron miles de personas y han continuado con movilizaciones en las principales ciudades del país, aunque con el paso de los días se ha reducido el número de asistentes.

Duque propuso una Gran Conversación Nacional que incluye a los empresarios, los gremios económicos y otros sectores, pero en principio la idea no ha sido aceptada por el Comité Nacional de Paro.

"Proponemos (...) que se conforme una Mesa Nacional de Diálogo, plural y diversa", ha planteado dicho comité en una carta enviada al presidente Duque y en la que han reclamado reformas políticas y sociales que favorezcan a la población más vulnerable, así como el cumplimiento de acuerdos previos con estudiantes e indígenas.

"Implementación integral del Acuerdo Final de Paz, y que se exploren posibilidades para retomar los diálogos con el ELN", han planteado en dicha misiva, en la que también han pedido medidas para detener los asesinatos de líderes sociales y de excombatientes de la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Los organizadores de las protestas han solicitado, además, medidas concretas para combatir la corrupción, proteger el medio ambiente y el fin de las acciones represivas contra las manifestaciones por parte de las Fuerzas Armadas.

DIÁLOGO CON EL ELN

Duque suspendió los acercamientos de paz con el ELN tras asumir el poder en agosto de 2018, por la negativa del grupo de declarar un alto el fuego unilateral y trasladar a sus combatientes en una zona acordada con supervisión internacional como fase previa a la entrega de armas.

La posibilidad de un diálogo de paz terminó de extinguirse en enero de este año, después de que 22 cadetes de la Policía Nacional murieron en un ataque del ELN con un coche bomba en una academia policial en Bogotá.

Contador

Para leer más