Oxfam alerta de la "doble amenaza" que afrontan más de 500.000 yemeníes por el invierno y el riesgo de hambruna

Niños jugando en un campo de desplazados cerca de Adén
REUTERS / FAWAZ SALMAN
Publicado 19/12/2018 12:18:36CET

Reclama que se respete el alto el fuego y que se mantenga la presión para que las partes pongan fin al conflicto

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Oxfam Intermón ha alertado de que más de 500.000 yemeníes que han huido de los combates en Yemen están expuestos a la "doble amenaza" derivada de "sobrevivir" a las bajas temperaturas del invierno como desplazados en zonas que están "al borde de la hambruna".

Tras reclamar a las partes en conflicto, las fuerzas gubernamentales yemeníes y los rebeldes huthis, que respeten el alto el fuego acordado en Suecia la semana pasada, la organización no gubernamental ha señalado que las personas que se han visto obligadas a huir de sus casas por los combates se están preparando para "sobrevivir" en zonas que están "a un paso de la hambruna", "a menudo sin refugio adecuado para protegerlas o combustible para mantenerlas calientes, a medida que las temperaturas caen en picado".

Oxfam ha señalado que, según las estimaciones de Naciones Unidas, hay 20.000 desplazados en Yemen que afrontan el invierno en distrito que "ya están en condiciones de hambruna" y ha advertido de que "es probable que las temperaturas invernales caigan drásticamente en las zonas montañosas de Yemen y que la lluvia traída por los vientos del suroeste pueda caer de forma torrencial, provocando inundaciones".

"Muchas de las 530.000 personas desplazadas que viven en estas áreas están en refugios improvisados sin aislamiento o protección contra la intemperie. Las agencias humanitarias han identificado a más de 75.000 familias desplazadas y vulnerables en los distritos de todo el país que necesitarán ayuda para hacer frente durante los meses de invierno y es probable que haya más personas que no hayan sido incluidas en la evaluación", ha explicado la ONG.

Un total de 2.658 de estas familias se encuentran en distritos con los niveles más altos de hambre, ha señalado Oxfam, para después recordar que ha habido enfrentamientos, bombardeos y ataques aéreos en la ciudad portuaria de Hodeida, a pesar del alto el fuego vigente. "Los continuos combates interrumpirán los esfuerzos de ayuda y harán más difícil para los yemeníes poder sobrevivir al invierno", ha señalado.

El director de Oxfam en Yemen, Muhsin Siddiquey, ha asegurado que la llegada de las bajas temperaturas puede tener consecuencias muy negativas para las familias de desplazados. "Las temperaturas heladas pueden ser la gota que colme el vaso para las familias que ya luchan por sobrevivir al hambre desesperadamente. Imagínese tratando de sobrevivir al frío en una tienda de campaña, lejos de su hogar, sin saber de dónde viene su próxima comida, esa es la terrible perspectiva que enfrentan decenas de miles de familias", ha indicado.

En su opinión, "es vital que se mantenga el alto el fuego para que la ayuda pueda llegar a la mayor cantidad de personas posible este invierno y quienes luchan por sobrevivir, al menos, tengan un respiro". En este sentido, ha recalcado que "la comunidad internacional no puede asumir que los acuerdos alcanzados en Suecia lo arreglarán todo", por lo que ha abogado por "mantener la presión sobre las partes en conflicto para que depongan sus armas y trabajen por una solución pacífica al conflicto que dé una verdadera esperanza a las personas de Yemen".