El padre de la joven saudí huida a Tailandia viaja para intentar reunirse con ella

Rahaf Mohamed al Qunun
REUTERS / SOCIAL MEDIA
Publicado 08/01/2019 11:52:34CET

BANGKOK, 8 Ene. (Reuters/EP) -

El padre de Rahaf Mohammed al Qunun, la joven saudí que llegó a Bangkok tras huir de su familia, ha viajado a la capital tailandesa con la intención de reunirse con su hija, que está bajo protección del Alto Comisionada de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Al Qunun, de 18 años, escapó de su familia durante un viaje a Kuwait y llegó a Tailandia, desde donde esperaba dar el salto a Australia para pedir asilo. Sin embargo, las autoridades tailandesas la interceptaron con la intención inicial de deportarla.

La mediación de ACNUR ha paralizado el proceso y ahora la familia, contra la que ha cargado la joven públicamente, también quiere interceder. El jefe de la oficina de Inmigración de Tailandia, Surachate Hakpan, ha informado de que "el padre y el hermano quieren ir y hablar con Rahaf, pero la ONU tendrá que aprobar este encuentro".

ACNUR investiga las denuncias de la joven, que incluso dijo temer por su propia vida y denunció presiones de la familia. El subdirector para Asia de Human Rights Watch (HRW), Phil Robertson, ha considerado la visita del padre a Bangkok "un motivo de preocupación".

Al Qunun se encuentra alojada en un hotel de Bangkok mientras la ONU procesa su solicitud para obtener el estatus de refugiado, de cara a que pueda solicitar asilo en un tercer país. El representante de ACNUR en Tailandia, Giuseppe de Vincentiis, ha admitido que el proceso podría llevar "varios días", por lo que ha agradecido a las autoridades tailandesas que hayan frenado la deportación.

El Gobierno de Arabia Saudí ha negado que haya solicitado la extradición, mientras que el de Australia se ha comprometido a estudiar la concesión de un visado humanitario una vez que se haya pronunciado ACNUR sobre este caso.

Contador