Países Bajos celebra su primer juicio por crímenes de guerra contra un presunto miembro de Estado Islámico

Publicado 09/07/2019 4:06:37CET
Las juezas Perquin, Renchens and Holleman antes de un juicio en Schiphol, Países Bajos
Las juezas Perquin, Renchens and Holleman antes de un juicio en Schiphol, Países BajosREUTERS / PIROSCHKA VAN DE WOUW

ÁMSTERDAM, 9 Jul. (Reuters/EP) -

Países Bajos ha celebrado este lunes su primer juicio por crímenes de guerra contra un presunto miembro del grupo yihadista Estado Islámico, después de que posara con un cuerpo crucificado y compartiera imágenes de víctimas muertas en Internet.

No existe ningún tribunal internacional para procesar las atrocidades generalizadas cometidas durante la guerra civil en Siria, que comenzó en 2011, pero varios países europeos han llevado a juicio a aquellos ciudadanos que se unieron a grupos milicianos en Oriente Próximo.

Según la Europol, unos 5.000 europeos fueron a luchar a Siria e Irak, de los cuales 1.500 han vuelto. Alrededor de 300 hombres y mujeres de Países Bajos se unieron a la guerra en Irak y Siria, según los fiscales.

Oussama Achraf Ajlafa, de 24 años, está acusado de unirse a Estado Islámico en Mosul, en Irak, y Raqqa, en Siria, entre 2014 y 2016.

El hombre está siendo juzgado bajo la conocida jurisdicción universal, lo que permite que los crímenes de guerra sean procesados independientemente de dónde se cometieron.

Ajfala está acusado de violar la dignidad personal de las víctimas de guerra, que está protegida por los Convenios de Ginebra de 1949, así como la pertenencia a una organización terrorista. Los fiscales han exigido una pena de cárcel de siete años y ocho meses.

Los fiscales han señalado que Ajlafa había posado junto al cuerpo crucificado de un hombre sobre una cruz de madera y publicado las imágenes de un miliciano de Estado Islámico que sostenía la cabeza de un kurdo muerto y de una mujer muerta.

Una lista de combatientes de Estado Islámico recuperada en Mosul, nombraba a Ajfala como uno de los 18 ciudadanos de Países Bajos, según ha afirmado la fiscal Nicole Vogelenzang.

"VOLUNTARIOS PARA ATAQUES SUICIDAS"

"De acuerdo con la lista, Ajfala fue un combatiente en Mosul durante tres meses en la brigada de francotiradores de Estado Islámico", ha recalcado Vogelenzang. La información personal es tan "detallada que no puede ser sobre nadie más que Ajlafa".

"Estaba ahí y sabía que Estado Islámico era un grupo terrorista", ha indicado la fiscal. "Incluso se ofreció como voluntario para llevar a cabo ataques suicidas", ha añadido.

En un comunicado, Ajfala dijo que se había unido a Estado Islámico después de quedarse sin hogar en Países Bajos, pero subrayó que nunca había hecho daño a nadie.

"Si no salía en la foto, me verían como un desleal", ha asegurado al tribunal. "Posé en la foto. Asumo toda la responsabilidad por eso. Lo siento y no fue mi intención humillar a este hombre", ha aseverado.

La fiscal ha leído testimonios de testigos y chats con el acusado en los que se jacta de los asesinatos y decía que era un francotirador. Ajfala ha respondido diciendo que con sus comentarios tenía la intención de impresionar a las mujeres.

El segundo acusado, Reda Nidalha, de 24 años y que nació en Países Bajos, también ha ido a juicio este lunes, acusado de pertenecer a una organización terrorista y reclutar a yihadistas radicales a través de la red social Facebook.

Nidalha ha negado las acusaciones de reclutamiento y ha afirmado que bromeaba en las conversaciones sobre amigos que se unieron a él en Raqqa.

"En 2014 fui a Siria para ayudar a personas, mujeres y niños", ha indicado a un panel de jueces. "No me uní para luchar. Brindé asistencia médica básica", ha manifestado.

Contador

Para leer más