Publicado 29/01/2021 15:52CET

La pandemia amenaza con anular los avances para 1.000 millones de afectados por enfermedades tropicales

Investigación y atención para la enfermedad de Kala Azar en Amhara (Etiopía)
Investigación y atención para la enfermedad de Kala Azar en Amhara (Etiopía) - SUSANNE DOETTLING / MSF - Archivo

Médicos sin Fronteras avisa del descarrilamiento de programas contra enfermedades como la leishmaniasis, potencialmente letal

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de coronavirus podría revertir los avances que han beneficiado a más de 1.000 millones de personas afectadas en todo el mundo por alguna de la veintena de enfermedades tropicales calificadas como "desatendidas", como la leishmaniasis, la enfermedad del sueño o las provocadas por las mordeduras de serpiente, según un nuevo informe de Médicos sin Fronteras.

'Superando el olvido', un documento publicado con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas o ETD que se conmemora este sábado, lamenta que la pandemia ha interrumpido la evolución de una nueva 'hoja de ruta' contra estas enfermedades, y exige una mejor respuesta mundial para prevenir futuras muertes y discapacidades causadas por estos males.

La nueva guía de actuación configurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) contemplaba la puesta en marcha y desarrollo de nuevos tratamientos, vacunas y herramientas de diagnóstico para estas enfermedades. Entre sus ambiciosos objetivos se incluía la eliminación eliminar al menos una enfermedad tropical desatendida en 100 países y reducir en un 90 por ciento el número de personas que requieren intervenciones médicas para 2030. La pandemia ha frenado estos avances.

"Los programas de se han interrumpido, los débiles sistemas de salud están sometidos a una tensión aún mayor y existen indicios alarmantes de que los recursos para estas enfermedades se desviarán y los fondos se reducirán. Existe un riesgo real de que las ETD caigan en un olido todavía mayor, los importantes logros de los últimos años queden revertidos y se pierdan todavía más vidas", lamenta Médicos Sin Fronteras.

Esta interrupción afecta a enfermedades tan desconocidas como la noma. Es una enfermedad bacteriana tan poco identificada que apenas cuenta como desatendida a pesar de que, en 1998, la OMS estimó que se daban 140.000 nuevos casos cada año en todo el mundo y que 770.000 pacientes vivían con secuelas.

Nada más representativo de esta crisis que la leishmaniasis cutánea y visceral (o Kala azar), una enfermedad tropical mortal presente en casi 100 países con más de un millón de casos al año.

La mayoría de los pacientes pertenecen a poblaciones muy pobres y desfavorecidas, que a menudo viven en situaciones de conflicto. Sin tratamiento, conduce a la muerte (en caso de la leishmaniasis visceral) o enfermedades de la piel (en el caso de la leishmaniasis cutánea). Si bien está casi erradicada en el sur de Asia, sin embargo, en África oriental está fuera de control, y para la mayoría de los pacientes es difícil acceder al tratamiento.

"Las ETD afectan casi exclusivamente a personas que viven en la pobreza extrema. Como resultado, no hay vacunas, las herramientas de diagnóstico son limitadas y los tratamientos están lejos de ser óptimos y, a menudo, no están disponibles o no son asequibles para los pacientes de muchas de estas enfermedades mortales y debilitantes", afirma el doctor Christos Christou, presidente internacional de MSF.

A pesar de los grandes avances en la lucha contra las ETD, algunas de las enfermedades más mortales siguen estando lejos de ser eliminadas o incluso controladas, y se continúan cobrando cientos de miles de vidas cada año.

"Para algunas de estas enfermedades, los tratamientos son complicados, requieren hospitalizaciones muy largas y además con efectos secundarios que pueden ser muy graves", afirma Carolina Nanclares, especialista en Medicina Tropical de MSF. "Por eso es importante seguir con la investigación y desarrollo para encontrar nuevas herramientas diagnósticas y terapéuticas para estos pacientes".

Para leer más