Publicado 25/01/2018 04:58CET

El Papa llama a la paz en RDC y pide compromiso "para evitar todas las formas de violencia"

El Papa Francisco dirige la audiencia general en la sala Pablo VI del Vaticano
REUTERS

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha hecho este miércoles un nuevo llamamiento a la paz en República Democrática del Congo (RDC), pidiendo "a todo el mundo" que "se comprometa a evitar todas las formas de violencia".

"Desafortunadamente, siguen llegando noticias preocupantes de RDC", ha dicho, subrayando que "la Iglesia no quiere otra cosa que contribuir a la paz y al bien común de la sociedad", según ha informado la emisora Radio Vaticana.

Las palabras del Papa han llegado un día después de que Laurent Monsengwo, arzobispo de la capital de RDC, Kinshasa, criticara al presidente del país, Joseph Kabila, por la represión de las últimas manifestaciones convocadas por organizaciones laicas, que se saldaron con seis muertos, comparando el país con "una prisión a cielo abierto".

"¿Estamos en una prisión a cielo abierto? ¿Cómo se puede matar a hombres, mujeres, niños, jóvenes y ancianos que cantan cánticos religiosos y portan biblias, rosarios y crucifijos?", se preguntó.

"¿Qué es exactamente lo que se quiere? ¿El poder por el poder, o el poder para el desarrollo del pueblo en paz, justicia y verdad? Queremos que reine la fuerza de la ley, y no la ley de la fuerza", manifestó.

La Conferencia Episcopal Nacional de Congo (CENCO) ha criticado en varias ocasiones al Gobierno de Kabila, y el 11 de enero denunció que las autoridades están detrás de una "campaña de intoxicación y desinformación destinada a la difamación" contra la jerarquía católica.

El segundo y último mandato de Kabila como presidente concluyó en diciembre de 2016, pero el mandatario se ha negado a abandonar el cargo, en un primer momento argumentando que las elecciones no podían celebrarse porque no había tiempo de ultimar el censo.

El 31 de diciembre de 2016 llegó a un acuerdo con la oposición, con la mediación de la Iglesia, por el cual se comprometía a instaurar un gobierno de unidad y a celebrar elecciones antes de finales de 2017 pero, según el último calendario previsto, las elecciones no tendrán lugar hasta el 23 de diciembre.