Los parlamentarios suníes 'independientes' dan 48 horas a Hariri para que reunirse para formar Gobierno en Líbano

Saad Hariri
REUTERS / JAMAL SAIDI - Archivo
Publicado 26/11/2018 10:49:41CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los parlamentarios suníes 'independientes' --respaldados por el partido-milicia chií Hezbolá-- han dado este lunes 48 horas al primer ministro designado, Saad Hariri, para que ponga fecha a una reunión para abordar su inclusión en el Gobierno, a la espera de formación desde las elecciones celebradas en mayo.

"Damos 48 horas a Hariri para fijar una fecha y reunirse con nosotros. Cualquier encuentro tras esta fecha límite no tiene significado", ha dicho uno de ellos, según ha informado el diario 'Al Yumhuria'.

Asimismo, ha señalado que hasta ahora "no ha pasado nada nuevo respecto a las demandas de representación en el Gobierno". Estos parlamentarios son Yihad al Samad, Qasem Hashem, Faisal Karami, Abdelrahim Mrad, Ualid Sukarié y Adnan Trabulsi.

El presidente de Líbano, Michel Aoun, recalcó el miércoles que el país "no puede permitirse el lujo de seguir perdiendo tiempo" en el proceso de formación de Gobierno, durante un discurso con motivo del 75º aniversario de la independencia.

"Mi llamamiento hoy a todos los altos cargos, partidos, movimientos y confesiones (...) es rechazar nuestras diferencias, dejar de lado nuestros intereses personales y mostrar un sentido de responsabilidad hacia aquellos que nos han confiado su destino", manifestó.

Aoun señaló además que "la independencia y soberanía de la nación deben quedar al margen de la ecuación de lealtad y oposición y al margen de la lucha de poder, ya que las disputas no deben ser sobre la nación, sino sobre política".

"Es responsabilidad de todos preservar esta independencia y, para ello, hay que mantener la unidad nacional y la voluntad de coexistencia en el marco de los valores humanos y sociales, que son más fuertes que todas las leyes", argumentó.

En este sentido, reiteró que "la independencia no es una mera celebración y no puede ser reducida a una fecha o una festividad". "Ser un país independiente significa tener una decisión soberana", sostuvo.

"Trabajaré personalmente con todo mi poder y todas las prerrogativas con las que cuento como presidente, en colaboración con el presidente del Parlamento y el primer ministro, para empujar la rueda de la economía, racionalizar los gastos y mejorar los servicios e infraestructuras", remachó.

LA FORMACIÓN DE GOBIERNO

El nuevo Gobierno estuvo cerca de formarse a finales de octubre después de que Fuerzas Libanesas aceptaran integrarse en el mismo, si bien en el último momento surgieron nuevas disputas en torno a la representación de los parlamentarios suníes 'independientes'.

Hezbolá ha insistido en que estos parlamentarios cuenten al menos con un ministerio, lo que ha vuelto a estancar el proceso de formación del Ejecutivo, algo que ha criticado Hariri.

El propio Hariri acusó a principios de noviembre al partido-milicia de estar obstaculizando sus esfuerzos para la formación del nuevo Gobierno. "Hay gente que no quiere que el país aproveche ninguna oportunidad y no quiere un Gobierno en Líbano", dijo.

"La formación del Gobierno ha chocado con un gran obstáculo. Algunos lo llamarán el obstáculo de los diputados suníes del 8 de Marzo, pero lo veo como un problema mayor que eso", sostuvo.

Así, lamentó que "hay partes a las que no les gusta la presencia del Gobierno y las instituciones estatales y piensan que las sectas van antes que el Estado", al tiempo que manifestó que Hezbolá "está jugando un papel de obstrucción".

Aoun designó nuevamente como primer ministro a Saad Hariri el 24 de mayo, después de que el líder del Movimiento Al Mustaqbal recabara los apoyos necesarios en el Parlamento, después de los comicios celebrados ese mes.

La decisión de la Presidencia cumplió así con el complicado reparto de poderes en el país, que reserva el cargo de primer ministro a un suní. La reelección de Hariri se daba prácticamente por garantizada, debido a los apoyos con los que contaba el político.