Publicado 30/09/2022 15:26

El partido árabe-israelí Balad se plantea boicotear los comicios tras quedar apartado de la carrera electoral

Archivo - El Parlamento de Israel
Archivo - El Parlamento de Israel - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo


MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El partido árabe-israelí Balad podría boicotear las elecciones de noviembre tras conocer su descalificación de los comicios en lugar de apelar esta decisión, como ha ocurrido en anteriores ocasiones.

La solicitud de descalificación de Balad, aprobada finalmente el jueves por el Comité Electoral Central, se basó en el programa de un partido que, según su plataforma, rechazaba la existencia de Israel "como un estado judío y democrático" para pedir en cambio un estado para "todos los ciudadanos".

El líder de Balad, Sami Abu Shehadeh, ha confirmado a la cadena israelí Kan que la formación podría abstenerse definitivamente de participar en los comicios y renunciar al tradicional mecanismo de apelación al que ha recurrido con éxito en situaciones parecidas en el pasado.

"Nos reuniremos esta tarde para discutir el tema y sus diversos componentes y luego llegar a una decisión", ha declarado Shehadeh, antes de confirmar que algunos miembros de su partido preferirían boicotear las elecciones que apelar la decisión.

Mi posición como líder del partido es que necesitamos participar en las elecciones", ha señalado no obstante Shehadeh, consciente de que las encuestas reflejan que su partido podría no alcanzar el porcentaje de votos necesario para conseguir escaños en la Knesset. Sin embargo, de conseguirlo, podría acabar siendo un elemento importante en cualquier negociación para una futura coalición de Gobierno.

El líder de Balad insistió en que su programa electoral valora más la democracia que el judaísmo en Israel.

"El Estado de Israel ha optado por ser judío para el público árabe-palestino y democrático para el público judío. Quiero que sea democrático para todos, por eso estoy luchando", ha indicado. "Me doy cuenta de que estoy sugiriendo una alternativa desafiante. Por eso existe Balad", ha concluido.

Más información