El partido del ex primer ministro Uyahia desacredita a su portavoz y reitera su fidelidad a Buteflika

Actualizado 20/03/2019 15:21:18 CET
Students rally in Algiers urging Bouteflika to quit
Zinedine Zebar

ARGEL, 20 Mar. (Reuters/EP) -

La Reagrupación Nacional para la Democracia (RND), el partido del ex primer ministro argelino Ahmed Uyahia, ha desacreditado a su portavoz Seddik Chiheb, que criticó al presidente, Abdelaziz Buteflika, en unas declaraciones que la formación atribuye a una "reacción visceral" ante una provocación durante un debate televisivo.

La reacción del RND llega tras las quejas de su propia militancia, según ha reconocido el partido. "Recordamos que nuestra posición está en la carta dirigida por el secretario general, Ahmed Uyahia, el 17 de marzo de 2019", ha afirmado en un comunicado.

En la misiva del 17 de marzo, Ahmed Uyahia recalca su "respeto y fidelidad" al presidente Buteflika, según ha recordado el partido este miércoles, aunque también habla de "escuchar las demandas" de la población.

Este martes, en un debate en la televisión El Bilad, Chihab acusó a "fuerzas ocultas" de dirigir el país. "Son fuerzas no constitucionales que están por todas partes. Argelia ha estado gobernada por estas fuerzas durante los últimos cinco, seis o siete años", afirmó.

Buteflika, que ha estado en el poder durante veinte años, cedió ante las protestas la semana pasada y anunció que no volverá a presentarse para un quinto mandato. Sin embargo, el mandatario optó por aplazar las elecciones previstas para abril y anunció que estará en el Gobierno hasta que se adopte una nueva Constitución en el país.

En el mismo programa, Chiheb, aseguró que la candidatura de Buteflika para un quinto mandato había sido "un error" y que al partido le ha faltado "perspicacia" a la hora de mirar hacia el futuro.

Las protestas que reclaman una alternativa a la 'hoja de ruta' de Buteflika no han conseguido más concesiones del presidente ni una renuncia inmediata. El Ejército, que atesora un gran poder, se ha mantenido de momento al margen.

Otra figura importante del régimen, el hermano pequeño de Buteflika, Said, ha mantenido un perfil bajo ante las protestas. El presidente no ha sido visto apenas en público desde que sufrió un infarto en 2013, y los manifestantes aseguran que una camarilla gobierna el país en la sombra, entre los que estaría Said.

Las manifestaciones han continuado este martes con estudiantes, profesores universitarios y trabajadores sanitarios. En su primer mensaje público a los generales, los líderes que han emergido de las protestas, la Coordinación Nacional para el Cambio, han recalcado que el Ejército debe "jugar su papel constitucional sin interferir en la elección de la gente".

Para leer más