El partido gobernante en Eslovaquia pierde poder municipal tras el asesinato del periodista Kuciak

Banderas de Eslovaquia y de la UE
REUTERS / YVES HERMAN
Publicado 11/11/2018 22:27:40CET

BRATISLAVA, 11 Nov. (Reuters/EP) -

El partido gobernante de Eslovenia, Smer, se ha resentido de la crisis política desatada por el asesinato del periodista Jan Kuciak, pero ha mantenido gran parte de su poder municipal, según los resultados oficiales de las elecciones locales del sábado, dados a conocer este domingo.

Smer se ha impuesto en 592 de las 2.919 alcaldías del país, 255 menos que en las elecciones de 2014, según datos de la Oficina de Estadística, lo que ha propiciado que el presidente, el independiente Andrej Kiska, haya interpretado que los eslovacos quieren un cambio político. "El deseo de cambio en el estilo político es una promesa para las próximas elecciones, presidenciales, al Parlamento Europeo y generales", ha argumentado.

Los candidatos independientes serán la principal fuerza municipal, con un 42,4 por ciento de votos y la capital y dos ciudades importantes son ahora feudos de políticos afines al movimiento de protesta Por una Eslovaquia Decente, responsable de las mayores movilizaciones ciudadanas desde la caída del régimen prosoviético.

Los dos socios minoritarios del Gobierno, el Partido Nacional Eslovaco (SNS), de centro-derecha, y el partido de la minoría húngara, Most-Hid, han ganado 119 y 40 alcaldías, respectivamente. Ninguno de los partidos de la oposición ha logrado más del 1 por ciento de las alcaldías. La participación ha sido del 48,7 por ciento, la misma que hace cuatro años.

El crecimiento económico del país ha generado una subida en el nivel de vida de los 5,4 millones de habitantes de Eslovaquia --la industria automovilística ha protagonizado el tirón más importante--, pero la corrupción de políticos y empresarios lastra la percepción de sus ciudadanos.

Kuciak, que solía escribir sobre corrupción política, fue asesinado el pasado mes de febrero junto a su pareja en su vivienda de Bratislava. Las protestas posteriores contra la clase política provocaron la caída del Gobierno de Robert Fico, en el poder desde hace doce años.

Contador